24/09/2018
Editoriales

El hombre que cambió el Futbol, Joao Havelange

Se apaga la vida de Joao Havelange, un hombre polémico hasta el final, que pasará a la historia como el hombre que aportó su visión empresarial, su carisma y convirtió al futbol en industria lucrativa. Nació el 8 de mayo de 1916 en Rio de Janeiro Brasil con el nombre de Jean Marie Faustin Goderfroid Havelange y de joven fue deportista de alto nivel al representar a su país en los Juegos Olímpicos de Berlín en natación en 1936 y en waterpolo en 1952 en Helsinky. Doctor en Derecho por la Universidad Federal Fluminense y desde 1963 miembro del Comité Olímpico Internacional.

En 1974 sucedió en el cargo a Sir Stanley Rous y duró 24 años como séptimo presidente de FIFA.

Durante su gestión paso en 1978 (Mundial de Argentina) de 16 equipos al Mundial de 1982 (España) a 24 equipos y terminar en Francia 98 con 32 representaciones Nacionales. En ese año Havelange decide retirarse y dejarle el puesto a Josep Blatter, Secretario de FIFA desde 1981 derrotando en las elecciones a Lennart Johansson Presidente de UEFA.

Havelange fue el séptimo presidente de FIFA y el segundo más longevo después de Jules Rimet que duro 34 años. El mérito del brasileño fue que ha sido el único no europeo que llegó a ser Presidente de FIFA y que además duro 24 años en el cargo.

Fue presidente de la Confederación Brasileña de Deportes de 1958 – 1975 y entre 1955 y 1963 fue miembro del Comité Olímpico Brasileño.

Transformó el futbol en un gigantesco negocio y logró que Estados Unidos, que había permanecido indiferente al deporte de mayor afición, organizara el Mundial USA 94 logrando un gran éxito.

De aspecto juvenil, voz fuerte y sonrisa contagiosa me tocó tratarlo en múltiples ocasiones y como datos anecdóticos algunos "directivos" que llegaban al futbol por accidente, le sugerían que cambiase algunas reglas como el "fuera de lugar", el respondía que el futbol era "casi perfecto" por eso era el deporte con más aficionados en el mundo y tenía más países afiliados que la O.N.U. Solía decir a manera de ejemplo, que podía levantar el teléfono y llamar desde el Papa hasta los más importantes líderes del mundo y que le contestarian de inmediato. Y remataba diciendo que había recibido la FIFA con 20 dlls en la tesorería y en 1998 la entregó con 4,000 millones de dlls. Al preguntarle a que debía su excelente condición física respondía "Nadar cada día 1500 metros en 40 minutos"

Con Havelange la FIFA terminó dependiendo de la venta de boletos para convertirse en una "máquina de hacer dinero" por los contratos comerciales con las principales marcas del mundo (ADIDAS, COCA COLA, BODWAISER, MC DONALLS. ETC)

El estadio de Botafogo lleva su nombre y el 30 de abril de 2013 renuncia como Presidente Honorario de FIFA en medio de cuestionamientos y escándalos y para evitar un castigo mayor.

En resumen, Havelange fue un personaje decisivo en la historia del futbol, cuestionado muchas veces convirtiendo ese deporte en una industria lucrativa Aumentó de 16 a 32 países en los mundiales mayores, creó los mundiales sub 17 y sub 20, así como el impulso al mundial femenil. Consolidó el futbol y desarrolló el futbol en Continentes olvidados como África, Asia y América.

En suma mucho se hablará de este personaje controversial que ganó infinidad de condecoraciones como Caballero de la Legión de Honor (Francia) la Orden del Mérito Especial de Deportes (Brasil), La Gran Cruz de Isabel la Católica (España) y muchas más. Además de que fue propuesto por FIFA en 1988 como Premio Novel de la Paz.

En la Olimpiada de Brasil 2016 los atletas que corren por la Gloria Olímpica, lo hacen en un Estadio que lleva su nombre, pero la condición humana también juega y es muy probable que pidan borrar toda huella del hombre que cambió el futbol convirtiéndolo en un emporio a escala mundial, que aumentó el número de países afiliados de 142 a 204 federaciones.