Internacional

"Una Europa fuerte y unida es importante para el mundo", afirma Obama en Atenas

Una "Europa fuerte y unida" es importante para el mundo, afirmó este martes en Atenas el presidente estadounidense, Barack Obama, en el primer día de una gira europea a Grecia y Alemania.

"Pensamos que una Europa fuerte, próspera y unida no es solamente positiva para los pueblos de Europa, lo es también para el mundo y para Estados Unidos", declaró Obama al presidente griego, Prokopis Pavlopoulos, que lo recibió en el palacio presidencial.

Obama, que permanecerá en Atenas hasta el miércoles por la tarde, subrayó que era "importante" para él, "en este último viaje al extranjero, visitar la cuna de la democracia".

Subrayó además "los progresos" efectuados por Grecia, "en tiempos económicos muy difíciles". "Seguiremos codo con codo con el pueblo griego", añadió.

Obama también hizo llegar a Grecia "el reconocimiento del mundo por su compasión humanitaria y la manera en que gestiona la crisis de los refugiados: es importante que no dejemos que un solo país lleve todo el peso de semejante desafío" agregó.

Destacó la relación entre los dos países, ambos miembros de la OTAN, organización "de la mayor importancia" y "piedra angular de nuestra seguridad", subrayó, después de que su sucesor, Donald Trump, hiciera durante su campaña declaraciones ambiguas sobre la Alianza Atlántica.

"En el seno de las administraciones demócrata y republicana, se reconoce que la OTAN es absolutamente vital", puntualizó Obama.

Obama llegó este martes a Atenas, en la primera etapa de una gira de despedida por Europa, en la que intentará tranquilizar a sus homólogos sobre la victoria electoral de Donald Trump.

El Air Force One, al avión presidencial, aterrizó en el aeropuerto de Atenas a las 08h30 GMT, donde fue recibido por el ministro de Defensa, Panos Kammenos.

Durante su estancia en la capital griega, Obama también se entrevistó con el primer ministro Alexis Tsipras.

"La austeridad por sí sola" no permite lograr la prosperidad, declaró el presidente estadounidense en momentos en que Grecia debe aplicar un programa de difíciles reformas exigidas por sus acreedores.

"Seguiré subrayando que, en nuestra opinión, la austeridad por sí sola no puede aportar prosperidad", dijo Obama ante Tsipras, y recordó igualmente que una reducción de la deuda griega le parecía importante.

El miércoles, está prevista la jornada más simbólica, en la que el presidente estadounidense visitará la Acrópolis y después pronunciará un discurso sobre los desafíos de la globalización.

Ese discurso, en la cuna de la democracia, se espera que tenga una resonancia especial en un momento de efervescencia de varios movimientos populistas, a ambos lados del Atlántico.

El 44º presidente de Estados Unidos probablemente había imaginado que su último viaje como mandatario iba a tener otro cariz, pero la llegada de Trump a la Casa Blanca copará todas las agendas.

La elección de Trump plantea numerosas interrogantes sobre la política exterior de Estados Unidos, en particular en lo que tiene que ver con los acuerdos sobre el clima y la política nuclear de Irán.

En lunes, en una rueda de prensa antes de salir de Washington, Obama expresó cierta "preocupación", pero también recalcó que el próximo mandatario tendrá problemas para cumplir sus promesas de echar por la borda el acuerdo nuclear con Irán y los tratados de combate contra el cambio climático.

"Se vuelve más difícil deshacer algo que está funcionando", advirtió Obama.

El miércoles, tras culminar su primera y única visita a Grecia, Obama partirá de Atenas rumbo a Alemania, donde se entrevistará con la canciller Angela Merkel.

En Berlín, Obama se entrevistará además con el presidente francés, François Hollande; la primera ministra británica, Theresa May; y el jefe de gobierno italiano, Matteo Renzi.

El viaje de Obama debe culminar el próximo fin de semana en Perú, donde participará en el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), donde se entrevistará con el presidente chino, Xi Jinping.

La presencia de Obama "es una visita emblemática y excepcional, que marca un reconocimiento hacia los esfuerzos de los griegos para arreglar el tema de la deuda y estabilizar la región", destacó el portavoz del gobierno de Atenas, Dimitris Tzanakopoulos, en una entrevista concedida al diario progubernamental Avghi.

"La visita interviene en un período crucial", dijo Tzanakopoulos, que destacó entre otros asuntos la crisis migratoria y las negociaciones sobre el futuro de Chipre.

Los atenienses parecían divididos sobre la visita de Obama.

"Tenemos la esperanza de que aporte algo de positivo para Grecia y la región", indicó a la AFP Spyros, un funcionario de 30 años.

"Es una persona simpática, pero antes que nada es estadounidense. Los griegos deben aprender a basarse en sus propias fuerzas para resolver sus problemas", dijo por su parte Ekaterini Tsarmoutzi, una empleada del sector privado.

Tras la imposición de draconianas medidas de austeridad a cambio de un plan de rescate internacional, Grecia intenta salir de la recesión, con una leve recuperación económica.

"Creo fervientemente en que para realizar reformas que se sostengan en el tiempo, la gente necesita esperanza", dijo Obama en una entrevista en el diario griego Kathimerini, en la que prometió instar a los acreedores de Atenas "a tomar las medidas necesarias, en especial con respecto a un alivio de la deuda, para que (el país) pueda retomar un crecimiento económico robusto".

Si bien Estados Unidos cuenta con el apoyo del FMI, este tema topa con la intransigencia de Alemania, por lo que es poco probable que se logre un avance.

- 'Un mundo incierto' -

"Es una visita emblemática y excepcional, que marca un reconocimiento hacia los esfuerzos de los griegos para arreglar el tema de la deuda y estabilizar la región", destacó el portavoz del gobierno de Atenas, Dimitris Tzanakopoulos.

Para el ministro de Finanzas, Euclides Tsakalotos, la elección de Donald Trump refuerza la posición de Grecia frente a sus acreedores.

"Vivimos en un mundo incierto. Esto debería ayudar a Grecia. Ya que la Unión Europea y la zona euro tienen que mostrar que pueden resolver sus problemas por sí mismas", dijo al diario alemán TAZ.

Tras la imposición de draconianas medidas de austeridad, Grecia intenta salir de la recesión con una leve recuperación económica.

"Creo fervientemente en que para realizar reformas que se sostengan en el tiempo, la gente necesita esperanza", dijo Obama en una entrevista concedida al diario griego Kathimerini, en la que prometió instar a los acreedores de Atenas "a tomar las medidas necesarias, en especial con respecto a un alivio de la deuda, para que (el país) pueda retomar un crecimiento económico robusto".

Si bien Estados Unidos cuenta con el apoyo del Fondo Monetario Internacional, este tema se topa con la intransigencia de Alemania, por lo que es poco probable que se logre un avance.