11/Dec/2019
Editoriales

Entrecurules 09 11 19

Las comparecencias de funcionarios del Gobierno Estatal durante los días 4 y 5 de noviembre por la Glosa del Cuarto Informe, ante los diputados locales,  consumieron en total 12 horas con 4  jornadas de tres horas cada una, donde se escucharon mentiras, acciones irreales y posturas triunfalistas con el fin de recomponer la desgastada imagen de Jaime Rodríguez.

Una de esas mentiras, es la cancelación del dron que tuvo un costo millonario.

Nos dijeron también que Monterrey ya no es la ciudad más contaminada de América Latina, cuando la realidad es otra.

Y en su otros foros realizados fuera del Congreso, salió a relucir la renuencia del Gobierno a mostrar el dron, hasta que el fiscal anticorrupción reveló que tuvo que amenazar con encarcelar al Secretario de Seguridad si no lo hacía.

En fin, los diputados del PAN, Morena y de Movimiento Ciudadano, criticaron las posturas triunfalistas de los funcionarios, pero también dijeron una verdad de a kilo que el formato de la Glosa del Cuarto Informe de Gobierno es obsoleto y arcaico y que por tanto debe ser modificado y que no sea una pasarela de lucimiento de quienes acuden.

El mecanismo de la Glosa es para revisar que lo dicho por los funcionarios sea cierto.

Por eso se justifica el papel que hicieron algunas diputadas de pedir la renuncia de algunos funcionarios y confrontar datos de contaminación que no coinciden con la realidad.

Además, resulta sospechoso el zafarrancho ocurrido el día último de octubre en el Congreso, pues todo indica que los agresores llevaban el encargo de alguien, de suavizar a los diputados a la hora de preguntar en la glosa.

En fin, la burra no era arisca, pero la hicieron, pues ahora al primer rumor que van de nuevo los taxistas, el Congreso se inunda de policías de Seguridad Pública, acompañado de perros policías.

En fin, el próximo lunes continúa la glosa, veremos si continúan las mentiras y hechos irreales del Gobierno o se animan a corregir el rumbo.