24/03/2019
Editoriales

Entrecurules 15 10 18

En el Congreso local hoy hay sesión solemne con motivo del Tercer Informe de Gobierno y por tanto es día de discursos.

 Primero hablarán los representantes de las ocho bancadas del Poder Legislativo y después el Gobernador Jaime Rodríguez Calderón.

 No es una sesión cualquiera, pues asisten invitados de los tres poderes, Ejecutivo, Legislativo y Judicial, mandos militares, magistrados, Alcaldes, líderes de los diferentes partidos políticos  y ex diputados.

 Diferentes organismos ciudadanos que no tendrán acceso al Recinto Oficial protestarán detrás de las vallas metálicas que serán colocadas para evitar desórdenes en las calles que rodean al Congreso.

 No serán discursos de elogios, sino de críticas de lo que ha faltado hacer en materia de seguridad a este gobierno, la falta de obra pública, lo aciertos en materia de finanzas y todas las fallas que observan los ciudadanos del primer gobierno sin partido.

 La sesión está programada a las 11 de la mañana en el Recinto Oficial, donde se rendirán honores a nuestra bandera y se entonará el himno nacional.

 Escucharemos a la banda de guerra de la Séptima Zona Militar y veremos el ritual que se presenta cada vez que un gobernador presenta su informe de gobierno.

 Siempre en estos eventos, el PAN suele hacer críticas profundas, pero también las hará el Partido del Trabajo, Nueva Alianza, PES, PVEM, Movimiento Ciudadano, Morena y el Partido Revolucionario Institucional.

 El Gobernador estará presente en el Recinto Legislativo y veremos qué logros de su gobierno enumera Jaime Rodríguez Calderón.

Será el debut de los diputados de Morena en este Tercer Informe. Veremos que le dicen al Gobernador Jaime Rodríguez Calderón.

 Es día que no habrá lugares disponibles en galerías del Congreso y aparte van periodistas de la fuente de Gobierno y del Congreso, de los municipios, en fin. Se espera además mucha vigilancia.

 Será interesante escuchar al Gobernador sobre todo cuando explique qué hizo en este año de Gobierno, cuando durante seis meses estuvo ausente del Estado.

 Y pese a críticas y posibles pancartas que puedan aparecer en un momento dado, todo se dará en un marco de respeto.