14/12/2018
Editoriales

Audiencia Pública, por solidaridad regional, quisiera que a El Bronco le fuera bien en su campaña, que los resultados no lo hagan ver como un domi que se destina sólo para recibir golpes

Al margen de las triquiñuelas que algunos candidatos independientes usaron, como es claramente el caso de Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, lo cierto es que el ejercicio de recolección de firmas sirvió de ubicatex a algunos como el locutor Pedro Ferriz de Con… este señor decía que, según él, recibía millones de firmas apoyadoras de sus iniciativas, como aquella que nos vendió a todos que rezaba: firmo a favor de la iniciativa de PFC para que desaparezcan los legisladores federales, o algo así… decía el genio de la propaganda nazi Joseph Goebbels que si una mentira se repite en varias ocasiones, termina siendo verdad, y como Ferriz de Con decía una y otra vez que la gente respaldaba sus propuestas, pues terminamos creyéndole… nada más que a la hora de la verdad, o sea cuando se anotó para ser presidente de la república, y el primer requisito era reunir firmas de apoyo… zas! Que se da con la puerta en las narices él solito, pues no pudo concretar las firmas ¡en ningún estado del país!... ¿cómo le quedó el ojo?.../// 

Audiencia Pública, por solidaridad regional, quisiera que a El Bronco le fuera bien en su campaña, que los resultados no lo hagan ver como un domi que se destina sólo para recibir golpes … sin embargo, se puso de pechito al bajarle a sus expectativas del arranque de campaña, pues había muchísima menos gente ahora que busca la presidencia que cuando buscaba la gubernatura… y lo peor es su discurso, que no dijo realmente nada, como que se le acabaron los argumentos de ser el gran líder que se suponía era… pero no conforme con eso, se presentó con su ajuar de campaña sin su caballo pero eso sí, con tremendo cinturón con un valor de casi diez mil pesos… muy mal… uf…///