19/Sep/2019
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

Agosto 25 de 1849: nace en Saltillo Manuel Acuña, quien sería uno de los más grandes poetas mexicanos. Se trató de un personaje que nació inspirado, pues entre 1868 y 1873, (a los 19 años empezó) escribió toda su obra, y terminó con su vida a los 24 años de edad. Acuña es el prototipo del poeta estudiantil que hace de su poesía un medio para comunicar sus sentimientos, sus preferencias políticas y su amor para alguna persona. Manuel se enamoró de una joven llamada Rosario de la Peña quien nunca le correspondió al amor que Acuña le declaraba una y otra vez.

Su poema mayor y último es, precisamente: Nocturno a Rosario. En el quinteto X de este poema ha sido interpretado como su último adiós a su amor antes de suicidarse. “Esa era mi esperanza… más ya que a sus fulgores/ se opone el hondo abismo que existe entre los dos/ ¡adiós por la vez última, amor de mis amores; /la luz de mis tinieblas, la esencia de mis flores; / mi lira de poeta, mi juventud, adiós!”