Local

Envía Iglesia una bendición a las mamás

Desde la Catedral de Monterrey, la Iglesia Católica envió ayer una bendición a todas las madres, previo a su festejo este 10 de mayo, después de la Misa de Confirmaciones.

En su mensaje, el Arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López, invitó a la comunidad no sólo a celebrar el Día de las Madres, sino a honrar a sus figuras maternas con gratitud constante.
"El Papa Francisco ha dicho: 'toda persona humana debe la vida a una madre y casi siempre debe a ella mucho de la propia existencia sucesiva, de la formación humana y espiritual'", expresó.
Para el prelado, se hace necesario que no sólo nos acerquemos a ellas para festejarlas en su día, sino que en cada momento reconozcamos la grandeza de su misión y valoremos profundamente la labor que ellas realizan en bien de los hijos.
Cabrera López pidió a las empresas otorgar las prestaciones que todas sus empleadas embarazadas deben obtener por ley, como el derecho a mantener su trabajo tras su embarazo y a tener descansos antes y después del parto.
"Que las leyes laborales no olviden nunca esta necesidad urgente", dijo. "Queremos ciudadanos maduros, justos y bien portados. La mejor inversión es darles oportunidad a las mamás de ejercer su misión".