19/Aug/2019
Editoriales

Marzo 11 de 1881: Muere en la ciudad de México, Gabino Barreda

Marzo 11 de 1881: Muere en la ciudad de México, Gabino Barreda (1818-1881), impulsor del positivismo mexicano. Fue un médico poblano que tardó en identificar su vocación profesional, pues estudió derecho y antes de graduarse se cambió al Colegio de Minería para estudiar química. Sin embargo, entendió que debía ser médico, así que volvió a cambiar de carrera para terminar recibiéndose como médico, ejerciendo en el Ejército nacional entre las guerras de 1843 y 1847. Perdida la guerra de invasión norteamericana, se fue a París a continuar su preparación científica, y es entre 1847 y 1851 que convive con Augusto Comte, el padre del positivismo francés.

  Regresó a México a promover esa doctrina y funda lo que después sería el “Partido Científico”, llamado original y modestamente Sociedad Metodófila. Daba cátedra en la Facultad de Medicina de México, pero tuvo que salir de la capital rumbo a Guanajuato por la ocupación francesa.

  Al triunfo de la República fue llamado a ser el primer director de la Escuela Nacional Preparatoria con el gobierno de Benito Juárez. Muerto Juárez, luego de la presidencia de Lerdo de Tejada, Porfirio Díaz adoptó el positivismo como filosofía de gobierno y los “científicos” fueron sus principales colaboradores.

   Barreda fue nombrado embajador de México ante Alemania en 1878 y su espíritu progresista científico predominó al grado de que cuando muere, Justo Sierra hace una oración fúnebre expresando: “Trataba (Barreda) de preparar a la patria elementos fundamentales de reorganización, recogiendo el espíritu en flor de las generaciones nuevas diseminado en el caos intelectual y moral, que el periodo revolucionario nos había dejado”.

  Hace una década, un reducido número de regiomontanos formamos el Grupo “CIEN”, círculo de estudios nacionales, iniciando un programa de conferencias en el país para concienciar a los escuchas para ver y hablar en positivo, resaltando las muchas cosas buenas que México tiene. Desafortunadamente coincidió con el crecimiento desorbitado de la violencia, y eso opacaba los datos positivos que exponíamos. Lo suspendimos indefinidamente, pero lo menciono porque la filosofía de ese grupo era la de Gabino Barreda, el positivismo adecuado a los tiempos modernos.