14/11/2018
Editoriales

CONDICIÓN GENERAL DEL ESTADO DEBILITA A EL BRONCO

Los números que obtuvo Saba Consultores en sus mediciones hasta el 5 de noviembre, estuvieron determinados en gran medida por los escándalos de corrupción como el de Ricardo Anaya del PAN o el de Javier Duarte el priista prófugo y además por el impacto de las fuertes lluvias e inundaciones y por los estragos que están causando y exhiben a la clase política como incapaz, exacerbando el descontento, aunque los alcaldes de algunos municipios se salvan de esto quizá por haber estado activos y presentes en el momento de los sucesos.

Los escándalos de corrupción pueden explicar el que tanto el PAN como el PRI obtengan advertencia negativa en el rubro de identificación partidista con un 8.9% y un 5.4% respectivamente. Igualmente, estos escándalos profusamente difundidos por los medios de comunicación aumentaron la desmoralización general o anomia y el porcentaje de los que no se sienten identificados con ninguna opción política aumentó a un 79.1% viniendo de un promedio de 67.25 en las últimas mediciones. En medio de este ambiente, el caso Rodrigo Medina vuelve a la mente de los entrevistados por Saba y obtiene un 30.8% en el rubro del "villano favorito" o "peor político".

La inseguridad y las lluvias con sus desastres hacen que un 21.1% de los entrevistados reporte algún evento como asesinatos, secuestros, robos etc., como lo que más presente tiene en la mente. El gobernador es castigado por esto y obtiene un 5.4 de calificación en seguridad pública después de 3 mediciones con un 5.5, lo cual le indica una advertencia negativa. Pero el cuadro general que presenta el estado agravado por las lluvias junto con otros desplantes personales y declaraciones desafortunadas, hacen que el gobernador se vea afectado en otros rubros también. Por ejemplo, en el del "mejor político" cae de un promedio de 4.8% en mediciones anteriores a solo un 0.5% el día 5 de noviembre. Además, en el rubro de "Si de nuevo hubiera elecciones" votaría por El Bronco cae a un 21,3% después de tres mediciones en niveles de 28%, 24% y 22%.

Por otro lado, el factor económico como causal de la anomia social también aparece ya dentro de los números que obtiene Saba. Un muy alto 77.9% de los entrevistados dijo tener algún tipo de dificultad económica el día 5 de noviembre. Ese porcentaje es muy significativo para un estado como Nuevo León que cuenta con un nivel de vida de los más altos de la república. La preocupación por el desempleo aunque se mantiene en niveles por debajo de un digito sigue en ascenso.