17/Nov/2019
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

Octubre 23 de 1960: Elige el PRI estatal a Leopoldo González Sáenz como su candidato a la presidencia municipal de Monterrey. De acuerdo a la convocatoria publicada con anterioridad por el PRI del Estado, en el recinto del Teatro Montoya, ubicado en las calles de Villagrán y Aramberri, se realizó un plebiscito registrándose dos aspirantes: Leopoldo González Sáenz y Edelmiro S. Santos. En el presídium del evento estaba presente el alcalde Rafael González Montemayor, y en la sala, el futuro alcalde Abiel Treviño (1964 – 1966).

Después de escuchar los discursos de ambos pre candidatos registrados, la asamblea votó arrojando el cómputo un resultado favorable a González Sáenz por 404 votos contra 24 de Santos. Visto con los ojos de la praxis política, el PRI acababa de definir quién sería el siguiente alcalde de la ciudad capital de Nuevo León en el periodo 1961 - 1963, pues no se registraron más candidatos ni de la derecha (PAN), ni de la izquierda (PC). Leopoldo González Sáenz fue un político completo, con dotes oratorias fuera de serie, carismático, de sonrisa fácil e inteligencia natural. Figuró en la política nacional como secretario de organización de su partido político, director general del METRO de la Ciudad de México, subsecretario federal y regresó para aceptar con humildad una candidatura a regidor de Monterrey.