22/Sep/2020
Local

Asegura PRI que Insabi no cumple con necesidades de afiliados

Monterrey.- El Partido Revolucionario Institucional en Nuevo León exigió que se haga pública la forma de financiamiento del Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) ante la desinformación que existe y que está afectando a millones de mexicanos.

  Lo anterior lo señaló el presidente del Comité Directivo Estatal priista, Pedro Pablo Treviño Villarreal, quien criticó que el Gobierno Federal haya cancelado el Seguro Popular que dio excelentes resultados por dar lugar al INSABI.

  Al hacer un comparativo de los beneficios que brinda el Seguro Popular con el INSABI, Treviño Villarreal destacó que con el primero se daba atención gratuita y medicamentos sin costo en los centros de salud (1er nivel) y hospitales estatales (2o nivel) y que cuando se requiere atención de un hospital de alta especialidad (3er nivel) con el INSABI el tratamiento deberá ser pagado por el paciente mientras que con el Seguro Popular solo se corría con los gastos de recuperación.

   “Además los servicios a pacientes con SIDA/VIH así como los servicios de atención para trasplantes y cáncer en el INSABI deben ser pagados por el paciente, mientras que en el Seguro Popular eran sin ningún costo; además de esto la póliza del Seguro Popular era integral, debido a que tenía una cobertura que abarcaba la gran mayoría de los tratamientos requeridos por el paciente y no aplicaba por tratamiento realizado como el INSABI e incluso se podía hacer extensiva a toda la familia, mientras que el INSABI no permite ninguno de estos beneficios”, destacó.

  Treviño Villarreal expresó que otros de los beneficios del Seguro Popular eran que tenía a su cargo la mitad de los derechohabientes en México; aumentó la cobertura en servicios de salud, asegurando a 86 de cada 100 mexicanos y que la gente no tenía que vender sus casas para tener acceso a tratamiento de enfermedades costosas como el cáncer, o tratamientos como un trasplante, y de esa manera quebrar su economía, además de que la mortalidad infantil disminuyó casi en un 40 por ciento.

  Por último, criticó que el INSABI no ha hecho público su forma de financiamiento; que los recursos no se asignan de acuerdo al número de afiliados o derechohabientes, sino de manera discrecional; que no hay criterios de afiliación o elegibilidad, y se centralizarán de nuevo los servicios de salud pública, dificultando la atención para las personas en el interior de la república.