Internacional

Aviones rusos bombardean Latakia antes de alto el fuego en Siria

BEIRUT  - Rusia bombardeó el jueves zonas controladas por los rebeldes en el noroeste de Siria, mientras fuerzas gubernamentales intentaban recuperar más terreno junto a la frontera turca, antes de un alto previsto en los combates que los insurgentes predijeron que sería ignorado por Damasco y Moscú.

El "cese de hostilidades" acordado por Naciones Unidas y Rusia debería entrar en vigor en la madrugada del sábado. Sin embargo, los opositores al presidente Bashar al-Assad esperan que el Gobierno siga adelante con su avance al calificar a los insurgentes como militantes de al Qaeda no protegidos por la tregua.

Damasco accedió al acuerdo, al igual que la principal alianza opositora, aunque solo está dispuesto a comprometerse dos semanas debido a sus profundas reservas. Asimismo, el Gobierno y sus aliados podrán seguir atacando a militantes de Estado Islámico y el Frente Nusra, relacionado con al Qaeda.

El Gobierno afirmó también que el acuerdo podría fracasar si los estados extranjeros suministran armas a los rebeldes o si los insurgentes aprovechan la tregua para fortalecerse.

Los combates se incrementaron en los dos últimos días en la noroccidental provincia de Latakia, donde grupos del Ejército Sirio Libre apoyados por los enemigos foráneos de Assad operan próximos al Frente Nusra y otros yihadistas.

"El régimen quiere intentar retomar todo el norte de Latakia antes del 26 de febrero", dijo Fadi Ahmad, portavoz del grupo Primera División Costera, en conversación con Reuters desde la zona.

"Los combates son muy duros. Ayer hubo enfrentamientos fuertes en la parte rural de Latakia que sigue en nuestras manos", comentó, agregando que no cree que el Gobierno y sus aliados rusos respeten la tregua. "Hace tres minutos vi un avión ruso en el cielo atacándonos en la zona rural de Latakia".

Una fuente militar siria indicó que "seguiremos las operaciones en cualquier lugar en el que esté el Frente Nusra".