15/11/2018
Editoriales

Xavier Mina, Bicentenario de su muerte

La vida de Fray Servando Teresa de Mier está llena de aventuras. Muchas veces fue encarcelado, pero siempre encontró la libertad. Intentaron acallar su voz, pero jamás consiguieron encarcelar su pensamiento.  De las muchas etapas que le tocó vivir, queremos destacar en esta ocasión, uno de los momentos más brillantes.

Fray Servando tenía una gran habilidad para escapar, no diremos de la justicia, sino de las injusticias de que era objeto. Durante su estancia Londres, se encuentra al español Francisco Xavier Mina, con quien acuerda realizar una expedición a México en el año de 1817.

En unos días más (el 11 de noviembre), se cumplirá el Bicentenario de la muerte de Francisco Xavier Mina, pero ya desde dos años la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, a través de su Presidente, el Lic. Julio Zamora Bátiz, realizó la Mesa Redonda “Xavier Mina en la Nueva España”. Hace unos días, de nueva cuenta se llevó a cabo un Coloquio sobre el mismo tema y este viernes 10, a las 10 horas, la conmemoración tendrá lugar en la Columna de la Independencia de la ciudad de México.

El evento es organizado por la SMGE y la Secretaría de Cultura de la ciudad de México. El orador oficial será el Lic. Julio Zamora Bátiz. “Es justo señalar que Mina nunca luchó contra España: “yo hago la guerra contra la tiranía, no contra los españoles”, declaró en varias ocasiones Xavier Mina, el navarro inmortal, que los mexicanos reconocemos como compatriota por su entrega a la guerra por la independencia de nuestra patria”.

 

MINA Y EL PADRE MIER

EN LA INDEPENDENCIA

 

En torno a la participación de Mina y Fray Servando en el movimiento de Independencia, deseamos hacer algunos comentarios:

El 15 de abril, en el año de 1817, Fray Servando Teresa de Mier y Francisco Xavier Mina, llegaron a Soto la Marina, en el vecino Estado de Tamaulipas. Con ellos llegó el impresor Samuel Bangs, a quien se le considera el primer impresor en Texas, Coahuila y Tamaulipas. Bangs también estuvo en Nuevo León, en donde ha quedado la prensa que adquirió Fray Servando, la cual se encuentra en el Museo Regional del Obispado.

Fray Servando es el nuevoleonés que más se distinguió en la lucha por la Independencia. Merece, sin duda, un monumento mayor que el que durante años ha tenido en Monterrey, el cual inicialmente estuvo en la Plaza de Bolívar, por la calle de Fray Servando y que actualmente se encuentra en la Gran Plaza, al frente de la Biblioteca Central del Estado “Fray Servando Teresa de Mier”.

Durante su estancia en Europa, se constituyó en uno de los más fervientes propagandistas de la causa de la Independencia y luchó por obtener recursos para sostenerla. Fue entonces cuando escribió, bajo el seudónimo de José Guerra, su Historia de la Revolución de la Nueva España, editada en la imprenta de Glindon, en 1813.

Durante su estancia Londres, se encuentra al español Francisco Javier Mina, con quien acuerda realizar una expedición a México en el año de 1817. Mina es el revolucionario español que tanto hizo por nuestra independencia. Fray Servando se une a este luchador navarro que entregó su vida por México.

Acompañado de Mina, Fray Servando regresó a México trayendo consigo una prensa y un impresor: Samuel Bangs. Mier estaba plenamente consciente de la importancia de este medio para divulgar la información. A su llegada de México, publicaron una proclama. Esto sucedió en abril de 18l7, en Soto la Marina. Este es probablemente el documento más antiguo publicado en el noreste mexicano.

Esta imprenta y el impresor han sido motivo de interesantes estudios en los vecinos Estados de Tamaulipas y Coahuila, así como en Texas. Destacan, entre otras, las investigaciones de Lota M. Spell y de Samuel Jenkins.

En uno de sus párrafos, la publicación de Mina y Fray Servando decía:

“Americanos: no perdáis la ocasión, ahora es el tiempo de correr a las armas, echar fuera a los gachupines que os fueron contrarios y separarnos para siempre de la madrastra España, cuyo gobierno ha sido, es y será siempre tirano para nosotros por la distancia y la contradicción de sus intereses con los nuestros”.

La vida de Fray Servando está llena de injusticias y persecuciones. En Soto la Marina tuvo que separarse de Mina y fue capturado por Joaquín Arredondo. El l7 de junio de ese mismo año, el brigadier realista Joaquín Arredondo se traslada hasta ese lugar y toma el Fuerte. Hace prisionero a Fray Servando, a quien despoja de sus pertenencias, entre ellos sus libros y la prensa, esa prensa que, como hemos dicho, actualmente se encuentra en el Museo del Obispado de Monterrey.

De esta prensa salieron bandos, proclamas y todo género de publicaciones a favor de la causa. El brigadier Joaquín de Arredondo capturó esta pieza y la trasladó a Monterrey. No sólo la prensa fue capturada, también fue capturado Fray Servando y conducido a México. Tratado inhumanamente en el camino, se rompió un brazo, el mismo que se había fracturado en las nevadas calles de Londres. Confinado en un calabozo, la Inquisición le sometió a un largo proceso; se trataba de un “enemigo temible” y se acordó remitirle nuevamente a España.

PRESENCIA DE MINA

Mientras tanto, ¿qué pasaba con Mina?

Mina sale de Soto la Marina con 300 hombres, apoderándose de 700 caballos en la Hacienda del Cojo, y deja la plaza al mando del teniente coronel catalán José Sardá, internándose tierra adentro.

El 3 de junio toma Valle del Maíz; el 15, Peotillos; el 19, Real de Pinos; el 22 se une a una partida insurgente y el 24 entra en el Fuerte del Sombrero, defendido por el insurgente Pedro Moreno. Mientras tanto, en Soto la Marina los soldados que dejó fueron derrotados, siendo aprehendido (como hemos dicho), entre otros, el Padre Mier.

El primero de agosto se presentó frente al Fuerte del Sombrero el mariscal Pascual Liñán con un poderoso ejército, sitiándolo. Los defensores del Fuerte trataron de salir de él varias veces en busca de víveres, pero no lo consiguieron. Mina escapó el 8 de agosto y fue a auxiliar al Fuerte de los Remedios, donde el Padre José Antonio Torres luchaba contra los realistas.

El 24 de mayo, MIna avanzó hacia el interior del país para unirse a los insurgentes de Pedro Moreno en el Fuerte del Sombrero, al noreste de Guanajuato. Se refugió con Moreno en el rancho de "El Venadito", donde fueron atacados el 27 de octubre de 1817, muriendo Moreno. Mina fue hecho preso y el 11 de noviembre de 1817 fue conducido al Cerro del Borrego, frente al fuerte de Los Remedios, cerca de Pénjamo, donde fue fusilado. Sus restos descansan en la Columna de la Independencia en la Ciudad de México.

Aunque su participación fue relativamente breve, la de Mina fue una de las acciones importantes en la guerra de Independencia de México. Un español había llegado a México para luchar contra las injusticias cometidas por España.

En cuanto a Fray Servando, su inteligencia y su habilidad le permitieron escapar siempre de las trampas y de las prisiones y consiguió ver realizado el sueño de la Independencia de nuestra Patria, algo que no tuvieron oportunidad de ver Hidalgo, Morelos y Allende. Fray Servando murió en Palacio Nacional.

 

La Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, que preside el Lic. Julio Zamora Bátiz, ha recordado dignamente estos acontecimientos con diversos actos conmemorativos.