17/11/2018
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

 

Septiembre 6 de 1943: Inicia el Instituto de Estudios Superiores de Monterrey a formar profesionistas y técnicos, bajo el auspicio de Enseñanza e Investigación Superior, A. C., que presidía el ingeniero civil, don Eugenio Garza Sada. Este ilustre personaje convocó previamente a representantes de la Iniciativa Privada para constituir la Sociedad Civil mencionada y reaccionaron favorablemente asistiendo a la reunión ante Notario Público: Hernán Sada Gómez, Ignacio A. Santos, Bernardo Elosúa, Rómulo Garza, Roberto Garza Sada, Alejandro Guajardo, Jesús J. Llaguno, Joel Rocha, Andrés G. Sada, Roberto Garza Sada Jr., Diego G. Sada, Jorge G. Rivero, Andrés Chapa, Virgilio Garza Jr., Roberto Guajardo Suárez, José Benítez Martínez, Antonio L. Rodríguez, Rodolfo Barragán y otros destacados nuevoleoneses de la banca, la industria y el comercio.                                                                                                                                 Desde el momento mismo de su inauguración con el espíritu emprendedor de Garza Sada, se veía que la sede sería la ciudad de Monterrey, pero que en un futuro no lejano se expandería a otras entidades, sobre todo en aquellas donde las empresas nuevoleonesas tuvieren plantas productivas, toda vez que el espíritu motriz estaba vinculado con las necesidades de formar técnicos y profesionales para fortalecer la productividad y elevar la calidad de los productos que llevaran la marca Monterrey.

   En julio 17 de 1950, vino el presidente Miguel Alemán Valdés a inaugurar el Estadio Tecnológico, ubicado junto al campus Monterrey, que le dio a nuestra ciudad instalaciones de primera categoría nacional. La Southern Association of College and Schools acreditó los estudios de quienes cursaran las diferentes carreras del ITESM, lo que le dio a partir de 1950 el estatuts de Universidad calificada en Estados Unidos. Luego se puso en marcha un programa de intercambio de estudiantes con otras Universidades ubicadas en Europa y Asia, permitiendo que el nombre de esta institución educativa fuera conocido en el extranjero. En la bilblioteca se construyó un mural autoría de Jorge González Camarena que enmarcó el Décimo Aniversario de esta institución de educación superior, con la presencia del presidente Adolfo Ruiz Cortínes en su décimo aniversario. Así fue creciendo el prestigio del TEC de Monterrey, y en 1959, el gobierno de Estados Unidos lo nominó como centro de educación y adiestramiento para sus becarios hispanohablantes, lo que constituyó uno de los más sonados logros del sueño de don Eugenio Garza Sada. Sin embargo, fue precisamente en la persona del ingeniero Garza Sada donde el odio descargó balas asesinas, cayendo muerto el 17 de septiembre de 1973, cuando se celebraba el 30º  aniversario de la fundación del ITESM.

  El TEC de Monterrey siguió ascendiendo y en 1975 se distinguió por anular el examen profesional como requisito para tener un título profesional, basado en la confianza de que quien haya aprobado los exámenes normales, tiene capacidad comprobada para ejercer dignamente su carrera. A la par de los estudios, quienes cursan carrera profesional en el TEC de Monterrey, tienen la oportunidad de practicar algún deporte y así los equipos representativos de Los Borregos, destacan a nivel nacional en Fútbol americano, basquetbol, voleibol, atletismo y en las demás disciplinas. Hoy el ITESM es una red de Universidades que abarca gran parte del territorio nacional.