19/01/2018
Nacional

Negociación de TLCAN no puede tener tiempos fatales, dice Ildefonso Guajardo

Ciudad de México.- El secretario mexicano de Economía, Ildefonso Guajardo, sostuvo hoy que las negociaciones para la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) no pueden tener “tiempos fatales” y que tomarán el paso que sea necesario en busca de alcanzar un buen acuerdo.

 Guajardo se reunió este miércoles con senadores y representantes en el Congreso, y ayer con el representante comercial de la Casa Blanca, Robert Lighthizer, así como con el secretario de Comercio estadunidense, Wilbur Ross, para intercambiar puntos de vista sobre el estado de las negociaciones.

“Es importante definir que sería muy poco saludable para cualquier negociación definirle tiempos fatales. Las negociaciones no pueden definirse con límites de tiempo porque lo que te interesa es un buen acuerdo”, dijo en rueda de prensa en la embajada de México en Washington.

  Guajardo, quien fue acompañado por el embajador mexicano en Washington, Gerónimo Gutiérrez, mencionó que el tema del calendario fue analizado porque hay diferentes fechas electorales en México y Estados Unidos que van a estar traslapadas con el proceso de negociación

 “No (es) que haya habido definiciones sobre calendarización o tiempos, simplemente compartir que en un momento determinado para México, empezarán las campañas presidenciales y debates presidenciales a partir de finales de marzo, hasta finales del mes de junio”, apuntó.

 Estados Unidos también tendrá actividades electorales a principios de año hasta noviembre, acotó en alusión a las elecciones legislativas que ponen en juego a los 435 escaños de la Cámara de Representantes y una tercera parte del Senado.

 “Esta negociación va a tomar el paso que sea necesario y están los incentivos para que esto se resuelva de una manera que no se traslape con las elecciones”, añadió.

 Guajardo se reunió este día con el presidente del Comité de Medios y Procedimientos de la Cámara de Representantes, el republicano Kevin Brady, quien convocó a una decena de legisladores para reunirse con el funcionario mexicano.

 Su agenda incluyó reuniones con el presidente del Comité de Finanzas del Senado, Orrin Hatch, de quien dijo haber encontrado una posición constructiva de apoyo al proceso de negociación.

 También se reunió con el demócrata de más alto rango del Comité, Ron Wyden y tenía prevista una reunión con el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan.

 Guajardo destacó que el hecho de que los legisladores estadunidenses hayan decidido reunirse con el emisario mexicano en medio de la etapa final del debate de la reforma fiscal en Estados Unidos, muestra la importancia que asigna el Congreso a la relación con México.

 

 El funcionario reiteró las posiciones de México en los temas más complicados de la negociación y consideró no realista la propuesta estadounidense de desfasar en dos años su plan de aumentar de 62.5 a 85 por ciento el contenido regional en el sector automotriz.