23/04/2018
Editoriales

UN PLAN COLOMBIA PARA MEXICO REPETIRIA UN FRACASO

Ahí están las cifras proporcionadas por la propia Casa Blanca en Washington en marzo del 2015 que muestran que la siembra y producción de cocaína en Colombia se disparó entre los años 2013 y 2016 después de 12 años de aplicación del Plan Colombia y una inversión de 10 mil millones de dólares por parte de los Estados Unidos.

El Plan que implicó la injerencia y la presencia directa de las fuerzas militares norteamericanas para controlar el territorio y arrebatárselo a los cárteles de la drogas, fue eficaz en ese sentido pero no en disminuir la producción de cocaína o los sembradíos de hoja de coca. La región del Putumayo en donde existían unas 9 mil hectáreas bajo cultivo pasó, en efecto, a sólo producir en unas 2 mil hectáreas. Sin embargo, los cultivos "emigraron" hacia otras partes del país y de 80.500 hectáreas que se sembraban en 2013, después de 13 años de ejecución del Plan Colombia, para 2015 los sembradíos aumentaron a 196 mil hectáreas.

La producción bruta regresó a por encima de los 500 mil toneladas métricas cada año. Para algunos analistas el Plan Colombia fue una forma de administrar el narcotráfico y conducirlo hacia los Estados Unidos de manera "ordenada" por parte de las fuerzas militares y de inteligencia norteamericana aprovechándose de un gobierno débil y corrupto de un "estado fallido" como era Colombia a finales de los 90s.

¿Será que los Estados Unidos quieren repetir ese mismo error ahora en México? El Gral. John Kelly se refirió a Colombia como un ejemplo de la colaboración que busca con México el gobierno de Donald Trump, pero no se trata de ninguna manera de un "éxito" sino todo lo contrario.