30/Mar/2020
Editoriales

Entrecurules 01 10 19

A lo largo de la historia del Congreso de Nuevo León, legislaturas terminan y se  van y luego vienen otras, pero ninguna, salvo la actual, se había preocupado por la capacitación, evaluación y desempeño de sus diputados.
Y en un destello de luz y de inteligencia, la experimentada diputada María Guadalupe Rodríguez, tuvo la excelente idea de subir a la tribuna a proponer la capacitación continua de los legisladores, lo cual redundará en una mejor calidad de gestión en favor de los ciudadanos.
No es el caso, pero a esta columna le ha tocado ver diputados que ni siquiera sabían leer y que en momentos importantes, fue necesario "enfermarlos" para no hacer el ridículo.
Hoy en día ya no hay casos de esos, pero sí diputados que con el pretexto de decir que es absurdo que esa capacitación se le cargue al pueblo, se oponen a esta mejora continua de calidad de gestión y capacitación.
Afortunadamente, es una minoría la que se opone y ayer la 75 Legislatura aprobó crear un sistema de gestión de calidad de mejora y capacitación continua y evaluación del desempeño.
 Con ese motivo, a propuesta de la diputada María Guadalupe Rodríguez, se acordó solicitar a la Comisión de Coordinación y Régimen Interno de la legislatura LXXV, que diseñe y proponga a este pleno del Congreso, los sistemas de gestión de calidad, de mejora y capacitación continua y de evaluación del desempeño del Congreso y sus diputados.
Claro, es el primer paso y si se aprobó la propuesta, indica que hay una mayoría que quiere mejorar su desempeño con mayores conocimientos.

​  “Estos estándares y sistemas lo mismo son aplicables al ámbito empresarial que al público, esto lo dice la Organización Internacional de Normalización”,  dijo  la legisladora en la lectura de su propuesta.
Recordó desde la tribuna del Congreso la legisladora que desde el 2014 existe una norma, de origen mexicano por cierto, y aplicable específicamente a gobiernos locales, se trata de la norma ISO 18091:2014.​
En el documento se explica que
​“El primer propósito de este punto de acuerdo, es proponer a los miembros de esta Asamblea que a través de la Comisión de Coordinación y Régimen Interno, se gestione y se proponga a este Pleno un modelo para la certificación de la gestión de la calidad de los servicios proporcionados por el Congreso del Estado, que permita estandarizar sus procesos y servicios y con ello, aumentar la satisfacción del cliente, en este caso, los ciudadanos de Nuevo León” puntualizó la legisladora en su exposición.
Bien por los diputados de la 75 Legislatura que reconocen que les hace falta capacitarse en materia de revisión de cuentas públicas, Desarrollo Urbano, presupuestos, etc.
Cierto que los diputados no son sabelotodo, pero este es el primer paso para ir en la dirección correcta.
Enhorabuena diputados.