19/01/2018
Editoriales

Luis Gerardo Treviño, está convocando a un desayuno

Durante los primeros días de septiembre corrió la especie de que el gobierno estatal tiene un plan para privatizar Metrorrey, el organismo que administra el servicio del Metro… esto, de ser cierto, sería un golpe insoportable por el segmento de población que lo usa, que es el de menos recursos, como son los trabajadores y sus familias… es que los servicios similares en todo el mundo son subsidiados debido a que es más barato mantener un servicio de movilidad urbana que hacer obras viales para los automóviles, y más en ciudades como la nuestra en que en las horas pico ya no se puede moverse en ningún rumbo del área metropolitana…///

Bien lo dice Liliana Flores Benavides, en caso de que se aventaran esa jugada, sería una puñalada trapera a los usuarios, pues un inversionista está para ganar dinero, no para subsidiar… sin embargo, el problema que tiene el gobierno es grande pues los recursos no deben sobrar (aunque está ejecutando el presupuesto mayor jamás soñado en el estado) y cada vez es más caro darle mantenimiento a las líneas existentes, con mayor razón cuando se termine la que inició Rodrigo Medina y terminará Jaime Rodríguez Calderón… así que la encrucijada es mayúscula, y esperemos a ver la decisión que tomará el gobernante, pues conforme están los tiempos políticos, sería la última gran decisión que recaerá sobre sus hombros, toda vez que emprenderá el vuelo rumbo a tareas mayores…///

Con el mismo tema del transporte público, el presidente de Vertebra, Luis Gerardo Treviño, está convocando a un desayuno la próxima semana en donde el invitado será el titular de la Agencia Estatal del Transporte, Jorge Longoria… es que en verdad que el colapso vial ha convertido a nuestra ciudad en improductiva, pues atravesarla puede llegar a tardarse uno ¡dos horas!, algo que ni siquiera Estanbul, Turquía, padece a pesar de la gran diferencia que hay entre los tamaños de esa enorme ciudad y la nuestra… ya hasta se habla de un doble piso para la carretera nacional, aunque sea de cuota, debe pensarse en soluciones grandes, porque el problema lo es… esperemos a ver qué dice Longoria… ¿eh?...///