18/10/2018
Editoriales

Mi bebé se está poniendo vieja

Quizás nadie entienda que a tus 12 te siga llamando bebé, la verdad poco o nada me interesa, para mi vas a serlo hasta el día que me muera, esa bebé que llegó a casa emocionada, que corrió a conocer a sus abuelos llamándolos de esa manera desde el primer momento, la que disfrutó mucho salir con nosotros por primera vez y que sin embargo volvió a “casa” con una carita de tristeza que en ese intante no comprendimos.

Mis promesas para ti son:

*Amarte siempre

*Estar a tu lado

*Protegerte y cuidarte

*Defenderte a muerte

*Reír más y pelear menos

*Comprender tus temores y no confundirlos con berrinches

*Guiarte siempre para que seas mejor persona que nosotros, tus papis

*Apoyar tus locuras

*Abrazarte en tus momentos difíciles y gozar sin medida cada uno de tus logros

Quiero que sepas que te amamos, que a veces no sabemos que hacer cuando te es difícil creerlo, que siempre buscamos lo mejor para ti aunque a veces no te lo parezca, que esta etapa que inicias de la adolescencia y la secundaria puede ser complicada, pero nada que el amor no pueda superar.

Te veo emocionada porque viene tu primer “quince”, te escucho reír en el parque, oigo tu voz y se que eres feliz, que puede parecer momentáneo y que hay ciertos instantes de zozobra en los que no sabemos como actuar, nadie nos enseñó a ser papis bebé, sin embargo nos gusta mucho ser los tuyos, tus ocurrencias, tus detalles, tus alegrías y la manera como pasas por encima de los problemas, no esquivándolos sino enfrentando con valentía y corazón lo que venga, como eres capaz de compartir “tu historia” con quienes te rodean y como es algo que no te entristece si no que por el contrario te enaltece.

Amo tu bondad, tu facilidad para ser empática, tu preocupación auténtica por quienes menos tienen y esos sueños que espero se conviertan en metas cumplidas muy pronto.

Feliz cumpleaños ARANTZA, felices 12, disfrútalos mucho, se que quieres crecer a pasos agigantados, sin embargo disfruta esta frontera entre la niñez y adolescencia, corre, ríe mucho, diviértete y camina a paso firme, pero lo más lento que puedas a esa vida adulta que a todos nos llega en algún momento.

Me emocionó que esperaras un escrito para tu cumple, que me lo pidieras y que te guste lo que siempre mi corazón guarda para ti.

Te amo enanis, chimol, conejilla traviesa, BEBÉ, espero que un día puedas darte cuenta de CUANTO!