Espectáculos

México se convierte en semillero de directores de cine de Hollywood

MEXICO -- La noche del domingo, si los corredores de apuestas y los cinéfilos están en lo correcto, el cineasta mexicano Alejandro González Iñárritu se llevará a casa su segundo premio Oscar consecutivo como mejor director.

"The Revenant" (El renacido), protagonizada por Leonardo DiCaprio y Tom Hardy, se ha convertido en una clara favorita en toda la temporada de premios. El cineasta mexicano ganó cinco premios de la Academia Británica de las Artes Cinematográficas y la Televisión (Bafta, por sus siglas en inglés), el premio del Sindicato de Directores Cinematográficos de Estados Unidos y el Globo de Oro como mejor director.

La de este año es la tercera nominación de Iñárritu al Oscar. Primero fue nominado por "Babel", en 2006, y ganó el Oscar por "Birdman" en 2015.

Sin embargo, los cinéfilos se preguntan cómo fue que el director se convirtió en el niño de oro más reciente de Hollywood.

Podría deberse a la actitud inflexible y a la pasión duradera del director hacia el cine. Sus primeros tres filmes que le hicieron ganar fama internacional --"21 Gramos", "Babel" y "Amores Perros"-- abordan el tema de la muerte desde diferentes perspectivas.

"Amores Perros" presenta la crueldad humana hacia los animales en contraste con la lealtad del perro hacia sus dueños. "21 Gramos" aborda el sentimiento de pérdida que enfrentan los supervivientes de un trágico accidente de tránsito. "Babel" muestra cómo el abuso infantil afecta a diferentes culturas. Estos filmes hicieron que Iñárritu destacara por su habilidad para explorar las emociones humanas y por su lenguaje visual impresionante.

El cineasta conservó esa actitud cuando asumió proyectos fuera de México.

"Birdman" aborda el intento de un actor en decadencia para recuperar la fama. Aparte de la impresionante interpretación de Michael Keaton y de Edward Norton, la fotografía, que hizo parecer que la película sólo tuviera una toma, fue la que le hizo ganar el aprecio de los críticos.

Esa cinematografía ambiciosa también se muestra en "The Revenant". La película, filmada en Alberta, Canadá, y en el sur de Argentina, cuenta una historia desgarradora de un cazador de pieles herido de gravedad quien recorre un camino muy difícil de regreso a la civilización.

Para crear la atmósfera visual requerida, Iñárritu y su director de fotografía, Emmanuel Lubezki, tomaron la controvertida decisión de no usar ninguna luz artificial. La decisión alarmó a los estudios debido al tiempo extra necesario para la filmación, pero el resultado fue espectacular.

Lubezki ha sido una pieza clave en el avance que ha tenido México en Hollywood. El director de fotografía también aspira a su tercer Oscar consecutivo gracias a su trabajo en "The Revenant".

El fotógrafo de cine ya había trabajado con Iñárritu en "Birdman". También fue fundamental en la producción del filme "Gravity", de otro destacado cineasta mexicano, Alfonso Cuarón, en el cual Lubezki combinó cinematografía con imágenes de computadora en tercera dimensión.

"Gravity" ganó el Oscar al mejor director en 2014, el primero para un director mexicano.

Cuarón empezó a destacar en 2001 con su obra maestra "Y tu mamá también", que le hizo ser nominado para el Oscar para mejor guión original y catapultó las carreras internacionales de dos estrellas mexicanas, Diego Luna y Gael García Bernal.

El éxito de "Y tu mamá también" condujo a Cuarón a uno de los trabajos de dirección más populares de esa época, el nuevo episodio de la serie de Harry Potter. Su trabajo en el tercer filme de la serie, "Harry Potter and the Prisoner of Azkaban", le hizo ganar ampliamente el reconocimiento como la mejor de todas las películas de Harry Potter. Cuarón dio un toque oscuro a la película para niños, lo que encantó a los cinéfilos de todas las edades con episodios emocionantes bien ejecutados.

Este toque oscuro condujo a Cuarón a colaborar con Guillermo del Toro, quien podría decirse es el director más famoso de México, en el filme el "Pan's Labyrinth". La única nominación de Del Toro al Oscar fue para mejor guión original por esa película, pero como la mayor parte de su trabajo corresponde a la fantasía y a la ciencia ficción podría ser la razón por la que la Academia lo ha despreciado.

Quizás del Toro no tenga una ambición tan avasalladora como la de Iñárritu, pero es un gran favorito entre los cinéfilos sobre todo por sus películas "Hellboy" y "Pacific Rim".

Estos cuatro mexicanos han logrado hacerse de un nombre por sí mismos gracias a sus esfuerzos. La posible obtención del Oscar por Iñárritu podría demostrar que después de la ola francesa en la década de los 60 y del retorno del cine británico en los 90, la influencia mexicana en Hollywood también podría definir a la industria de la imagen en movimiento mundial en esta década.