20/Sep/2019
Local

Esperan huicholes y religiosas horas para votar en casilla

 

Monterrey, N. L- “Nosotros somos mexicanos y también cumplimos con el deber, siempre votamos y hoy nos tocó en Monterrey”, dicen Ermerejildo y Quena Bautista, huicholes que llamaban la atención  por vestir su tradicional traje.

 De igual forma, un grupo de religiosas procedentes de diversas entidades esperaron desde las cinco de la mañana para emitir su voto.

  “Llegué a las 5:15 de Durango y decidí hacer fila en la casilla desde esa hora, pero bueno se extendió el tiempo para abrir y ya votamos, ya cumplimos”, afirma la religiosa Viviana Hernández, quién también viste la ropa que le identifica como tal.

 Ermerejildo y Quena Bautista, huicholes y artesanos de Guadalajara, acudieron a la central de autobuses a una de las casillas especiales para emitir su voto. Vestían sus trajes típicos de la sierra jalisciense y llamaban la atención.

 "Es el traje original de las comunidades, y no es por la elección, la verdad nosotros todos los días vestimos así", explica Quena  Bautista.

 "Nosotros venimos cada año por estas fechas a trabajar a Monterrey, ya nos ha tocado en otra ocasión, votar también aquí y pues es nuestra obligación".

 Ellos  llegaron a las 07:20 horas y  la fila era larga pero ya salimos indica Ermerejildo que refiere a su trabajo: "Trabajamos vendiendo pulseras, collares y figuras, pura artesanía",

 Las primeras en votar fueron las religiosas  Guadalupe Trejo; seguida de María Luisa Cabrera,  Catalina Ramírez,  Velia Cano,  y Viviana Hernández  originarias de Guanajuato, Puebla, Chihuahua y Durango.

 En la casilla especial se hizo una larga fila y se calculó que unas 500 personas no podrían votar debido a que solamente se tienen asignadas 750 boletas lo que provocó que bloquearan el ala norte de la avenida Colón frente a la camionera sin mayores consecuencias y ante la vigilancia de la policía.

 En la Facultad de Economía, de la UANL, también hubo protestas en la casilla especial debido a que  algunas   personas también se quedaron sin folio.