14/Nov/2019
Editoriales

Audiencia Pública

 

 

Imposible hablar de otra cosa que no sea la captura – liberación del hijo de Chapo Guzmán, un joven delincuente que en Estados Unidos tiene una solicitud de extradición, o al menos así se publicó pues ya sabe usted que hoy como nunca andan circulando versiones Fake por doquier… pero lo que sí es un hecho es que el presidente López Obrador y su 4T empiezan una crisis -la más fuerte en lo que lleva del sexenio- difícil porque se exhibió una falta de oficio y sensibilidad enorme, cuando se aventaron a detener al hijo del Chapo Guzmán en pleno Culiacán Sinaloa esperando que todo sería tranquilito, que el capo se entregara y que su grupo delincuencial no dijera ni hiciera nada, como si fuera una de las entrevistas matutinas del presidente en la comodidad del Palacio Nacional…///

Pero en menos que canta un gallo se incendió Culiacán con balaceras, soltura de presos, incendios y demás “travesuras” que saben hacer los narcos, y vamos que se trata de la banda de narcotraficantes más famosa del país… pusieron a temblar al gobierno, y como había sucedido unas horas antes una matanza en Michoacán, pues “les tembló la hüila” y que le dan reversa… soltar a un delincuente de ese tamaño no tiene justificación, pues si no quieres violencia, mejor ni lo detengas… uf y recontra uf…///

Acá la única novedad es que el secretario general de gobierno, Manuel González, dice que estamos viviendo en Nuevo León la mejor época de seguridad pública de los últimos tiempos… esto luego de que ni idea tienen de por dónde viene la cruel matanza de gente decapitada e incinerada cuyos cuerpos aparecen en automóviles, tambos y otros recipientes… en verdad que esto es de plano vivir en otro mundo… ¿estamos?...///