31/Mar/2020
Editoriales

Entrecurules 02 01 19

Después de las fiestas de Navidad y Año Nuevo, las actividades vuelven hoy a la normalidad, pero sin la presencia de los diputados locales que están de vacaciones, pues la Permanente sesiona  hasta el día 7 de enero.

 Y por lo tanto si la gente decide reclamar no encontrarán diputados ni funcionarios públicos en el Palacio de Gobierno de Nuevo León.

 Inclusive se había dicho que las leyes de ingresos y egresos, aprobadas por los diputados no se habían publicado todavía en el Periódico Oficial del Estado, pero para que entren en vigor es necesario dar este paso.

 Así que para la hora que lea usted estas líneas, ambas leyes ya deberán estar publicadas, pues de lo contrario no se podrán cobrar el alza de impuestos por derechos vehiculares.

 Desde luego que las protestas continuarán, porque ni los diputados ni el Gobierno Estatal han dicho nada para dar marcha atrás a estos impuestos.

 La medida le pegó a la popularidad de los diputados y al Gobernador también, pues de otra manera no se entiende que Únete Pueblo haya construido una piñata con la cara del mandatario y calificarlo de Pinocho y darle de palos hasta cansarse, al invitar a los ciudadanos a desquitar su coraje con esta acción.

 Será cierto o no lo publicado en Facebook por parte de un par de amigos que se fueron a almorzar a un restaurante y al salir se toparon con el diputado panista Juan Carlos Ruiz, a quien le preguntaron por qué votó a favor del alza de impuestos vehiculares y el legislador contestó que porque el Gobernador los obligó.
 Y otros diputados que también votaron a favor de los impuestos, ya consumado el hecho ahora están arrepentidos, a tal grado que piden al Gobernador cancelar el pago de derechos vehiculares.

 Y específicamente se trata del Coordinador de la bancada de Morena, Ramiro González Gutiérrez y su  colega del MC, Luis Donaldo Colosio Riojas.

 Y el diputado federal del PAN pide que ya dejen así los impuestos, pero que ahora el Gobernador dé resultados con obras de infraestructura.

 Y algunos ciudadanos tienen la esperanza que lo declarado por la Iglesia Católica se haga realidad, es decir que el Gobierno de Nuevo León dé marcha atrás a los impuestos vehiculares.

 Sin embargo, el Gobernador no ha dicho nada.

 Y quedó en evidencia en esta legislatura la falta de oficio político de los diputados de Morena y de MC. Sólo los diputados del PRI justifican su voto a favor porque dicen que actuaron responsablemente ante la falta de recursos para el Estado.

En fin, con tanto enredo, esperaremos a ver qué pasa en los próximos días.