20/09/2018
Editoriales

Enero 6 de 1820: Nace en Lampazos, Juan Zuazua, quien sería militar destacado merecedor del apodo "General de generales".

Enero 6 de 1820: Nace en Lampazos, Juan Zuazua, quien sería militar destacado merecedor del apodo "General de generales". Juan Zuazua Esparza, hijo de Juan Zuazua y Luisa Esparza, queda huérfano desde rierna edad, por lo que estudia en la escuela de su pueblo y después en la del Hospicio, donde se convierte en lector aficionado a las obras históricas y militares.

Participa desde muy joven en las campañas contra los indios bárbaros que merodeaban y atacaban a la población en esa región del estado. Y cuando llegan las tropas norteamericanas invasoras se inscribe en 1846 al ejército de Mariano Arista, combatiendo en La Resaca y Palo Alto ya con el grado de capitán, debido a la valentía y destreza mostrada desde el principio.

Luego va a San Luis Potosí con Arista y regresa a participar en el sitio de Monterrey. Al entregar la plaza el general Ampudia, Zuazua se suma a los hermanos Aldrete en Tamaulipas combatiendo a los invasores con la guerra de guerrillas cuando se suma este grupo guerrillero a las fuerzas del general Urrea, participa en un combate en la hacienda de Ramos (Doctor González) y en Marín.

Regresa a Lampazos al combate contra los indios lipanes, comanches y seminoles, hasta que en 1855 lo invita Santiago Vidaurri a secundar su Plan Restaurador de la Libertad. Acepta y éste lo nombra cabeza de las fuerzas que atacan Monterrey el 22 de mayo de ese año. Es ascendido a coronel, teniendo a su mando a Zaragoza, Escobedo y Aramberri; apoya a Vidaurri contra Wool en Tamaulipas, y contra Güitán en Saltillo, el 22 de julio.

Luego marcha a San Luis Potosí a combatir a Parrodi, quien junto a De la Garza y Tamariz querían malinterpretar el Plan de Ayutla. Ordena que sus tropas porten una blusa roja y adquiere fama como el hombre fuerte de Vidaurri. Su talante valeroso y estrategia militar audaz, va triunfando por diversos lugares del noreste nacional. En Zacatecas vence y fusila al general Antonio Manero y en esa ciudad exclama: "la soberanía pertenece al pueblo y el pueblo que conoce su soberanía es invencible".

Tiene un triunfo grande cuando engaña a Miramón con un movimiento falso a Guadalajara, y reacciona replegándose en San Luis Potosí, combatiendo en esa ciudad el 29 de junio donde triunfa y captura al general José Gutiérrez de la Lama, éxito que le vale para ascender al grado de general. Es el único de los militares grandes locales que se queda con Vidaurri luego de la derrota en Ahualulco.

Zuazua ocupa SLP y marcha sobre Aguascalientes y León, campaña en la que se le suman Zaragoza y Quiroga. Estando bajo las órdenes del ministro de guerra, Santos Degollado, opta por regresar a Monterrey, con el disgusto de Vidaurri. Y cuando éste cae del gobierno, Zuazua se retira a Lampazos hasta que regresa al poder su paisano Vidaurri. Sin embargo, hay un altercado político entre éste y el Congreso del estado que le era leal al gobierno de Juárez, y tanto Vidaurri como Zuazua marchan a Galeana a resolverlo, pernoctando en San Gregorio pero una avanzada exploradora de Eugeno García llega de improviso al lugar y Zuazua descansaba en el mismo alojamiento de Vidaurri cuando inician los disparos, despierta y trata de levantarse pero una bala en la cabeza le mata, sin poder defenderse.

El nombre de Juan Zuazua se vincula a los conceptos de valentía, inteligencia y lealtad. El gobierno del estado erigió el 6 de marzo de 1863 en municipalidad a la antigua Hacienda de Santa Elena, con el nombre de General Zuazua. En 1894 se erigió una estatua de Zuazua en el paseo de la Reforma y en 1956, otra en el lado sur del puente de Zaragoza sobre el río Santa Catarina. Su nombre se inmortalizó bautizando así a varias escuelas y a una de las principales calles de la ciudad de Monterrey. El reconocimiento a Juan Zuazua es generalizado, al margen de su filiación política pues los méritos cívicos y militares son irrefutables.