19/Aug/2019
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

Mayo 16 de 1831: Nace en la hacienda Santa Teresa de las Higueras, Ruperto Martínez, quien sería un destacado militar que bajo las órdenes del general Mariano Escobedo, luchó en la Guerra de Reforma y contra la invasión francesa. Hijo de Dionisio Martínez y Juliana Lozano, aunque siendo niño aún, su padre muere en un ataque de los indios bárbaros, Ruperto Martínez Lozano se dedica a partir de los doce años de edad a las labores propias de los campesinos. Se distingue por su eficiencia llegando a ser además del caballerango oficial, el administrador de las propiedades de Santiago Vidaurri en la Mesa de Catujanos, municipio de Lampazos.

  En 1863 se inscribe en la Guardia Nacional con el grado de capitán de la compañía de Higueras, combatiendo en defensa de la patria contra el invasor francés. Su arrojo y buen desempeño le valieron para ser nombrado comandante militar de la villa del Progreso, en Coahuila. Durante la pelea entre el gobernador Vidaurri y el presidente Juárez, Ruperto Martínez elige participar del lado de la República, enfrentándose a Julián Quiroga con tan sólo 30 hombres. En 1865, bajo las órdenes del general Mariano Escobedo, realizó varios asaltos guerrilleros repentinos al ejército francés. Por un tiempo anduvieron él y sus hombres a salto de mata, sin municiones por lo que se defendían con arcos y flechas, alimentándose de carne producto de la caza. Fundó ese mismo año de 1865 el cuerpo militar llamado Los Rifleros de Nuevo León, con 300 hombres a su cargo.

  Participó activamente en la batalla de Santa Isabel, el 1 de marzo de 1866. Antes de la batalla de Santa Gertrudis, el general Escobedo le envió a Cerralvo, para proteger ese flanco, y efectivamente combatió a los franceses Saussier y de Toucé, quienes no llegaron a tiempo a la batalla de Santa Gertrudis, que era el objetivo militar. Varias poblaciones fueron escenario de sus combates a los franceses, como son: Charco Redondo (hoy Melchor Ocampo) y la villa de Guadalupe (hoy ciudad Guadalupe). Luego del triunfo de Santa Gertrudis, es ascendido a Coronel y con ese rango hizo una exitosa campaña al sur de Nuevo león, atacando al francés Dupin en Real de Catorce, San Luis Potosí, y participó en el histórico sitio de Querétaro, siendo el responsable de la línea del norte, flanco determinante para el triunfo de Escobedo. Ruperto Martínez murió en Monterrey a los 37 años de edad el 21 de junio de 1868 y en su honor, una de las principales calles de la ciudad lleva su nombre.