11/12/2018
Editoriales

Diciembre primero de cada seis años: Día del cambio de Presidente de la República

Diciembre primero de cada seis años: Día del cambio de Presidente de la República. ¿Qué elementos se tomaron en cuenta para determinar esta fecha? El más importante es el histórico, pues Miguel Hidalgo y Costilla, en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, el día primero de diciembre de 1810 establece su primer gabinete.

Y coincide en esa fecha, cuarenta y siete años después, el 1º de diciembre de 1857 que inicia su carrera Benito Juárez, quien durante la presidencia de Ignacio Comonfort, Juárez es electo presidente de la Suprema Corte de Justicia. Este día honra en forma indirecta a estos dos personajes que son claves para el desarrollo de nuestra república independiente y soberana.

La historia es que posteriormente (1858), Juárez asume la presidencia del país por mandato constitucional a falta del presidente, y a su muerte –permaneciendo aún en ese sitial por razones excepcionales- el 1º de diciembre de 1872 toma protesta como presidente del país, Sebastián Lerdo de Tejada. Después de Lerdo hay un periodo de imprecisiones en el calendario hasta que Porfirio Díaz, en 1904, durante su sexta reelección, regresa el 1º de diciembre como fecha del acto de toma de protesta o de posesión, alargando el periodo gubernamental a seis años.

La revolución mexicana trae aparejado otro ciclo de cambios en la duración del periodo presidencial (Madero, dos años; Huerta, dos años; Carranza, seis años) pues Álvaro Obregón, en 1920; Plutarco Elías Calles en 1924; y Portes Gil en 1928 duraron cuatro años en el poder. Hasta que al inicio del periodo de Lázaro Cárdenas –en 1934- se regresa a los seis años, y de ahí en adelante todos los presidentes que hemos tenido duran seis años y se cambian todos los días primeros de diciembre de cada periodo sexenal. Conservar los periodos presidenciales implica respeto y estabilidad política, requisito sine qua non para ser un país respetado en el mundo.