18/11/2018
Editoriales

Los Grandes Gobernadores de Nuevo León Raúl Rangel Frías

Pocos gobernadores en la historia del País pueden ser calificados como humanistas. Raúl Rangel Frías es una rara avis de la política que, para entenderlo, se debe conocer su formación. Junto a su generación de jóvenes intelectuales pensaba como decía Ortega y Gasset: “yo, soy yo y mi circunstancia” que lleva a la conjugación del individualismo con su medio ambiente. Sabía que el hombre no puede formarse a sí mismo, sino que su entorno lo moldea; concluyó a temprana edad que para el desarrollo armónico y progresista de los jóvenes se requieren las circunstancias adecuadas que sólo propicia la educación. 

 

Rangel Frías, uno de los impulsores de la Universidad del Norte, antecedente de la Universidad de Nuevo León

El joven Rangel Frías no imaginaba que su pronunciamiento, junto al de otros dos valiosos y valientes jóvenes nuevoleoneses –José Alvarado Santos y Juan Manuel Elizondo- en el Congreso Nacional de Estudiantes, realizado en Toluca en 1932, en favor de la creación de la Universidad del Norte, motivaría a que Don Alfonso Reyes escribiera su célebre “Voto por la Universidad”, potenciando aquel posicionamiento juvenil en pro del antecedente de la Universidad de Nuevo León. 

Raúl Rangel Frías vio su primera luz en el Monterrey de 1913. Estudió su educación primaria en el Colegio Hidalgo, y desde los 13 años se incorporó a la familia universitaria estudiando la secundaria en el Colegio Civil, y cursando en esa misma institución la preparatoria. Admirador del Regiomontano Universal, cuando llegó a ser presidente de la sociedad de alumnos, participó con entusiasmo en el Grupo Alfonso Reyes. Posteriormente, inició sus estudios de Derecho en Nuevo León yéndose a continuarlos en la Universidad Autónoma de México. 

 

Su trayectoria dentro de las aulas universitarias fue impecable

Al terminar en 1938 sus estudios de licenciado en derecho, se precipitaron los hechos que marcarían su carrera. Empezó a dar cátedra en la Escuela Nacional de Jurisprudencia y en Extensión Social del Centro para Obreros, pero como en ese mismo año regresó a Monterrey por razones familiares, de inmediato comenzó a dar clases de Filosofía del Derecho en la Universidad de Nuevo León, iniciándose de esta forma una trayectoria impecable en las aulas universitarias. 

 

Rangel Frías, desde una “posición menor”,

promovió a la Universidad a los más altos niveles

Correspondió a su época la superación de los problemas provocados por la implantación de la educación socialista y, restablecida en 1943 la Universidad de Nuevo León, Rangel Frías fue nombrado por el rector Enrique C. Livas, jefe del departamento de Acción Social, encargado de las tareas de difusión cultural. Desde esa área administrativa difundió profusamente los idearios e imagen de la Universidad a nivel nacional e internacional creando la revista Armas y Letras de frecuencia mensual, apareciendo en 1944 su primer número en forma de boletín. Igual creó la revista Universidad, con periodicidad anual, dedicada a la publicación de trabajos mayores por su tamaño y calidad académica. 

Además, para elevar el nivel académico de su querida Universidad, aunque ya existía, le dio un nuevo enfoque e impulso a la Escuela de Verano. Este proyecto que muchas veces se realizaba en el Palacio Municipal de Monterrey –hoy Museo Metropolitano de Monterrey-, aprovechaba el receso o vacaciones escolares de los meses de julio y agosto, organizando cursos semanales consistentes en conferencias académicas y manifestaciones culturales para todos los estudiantes y maestros de la Universidad. Para esto, el nivel de los profesores provenientes de la Ciudad de México, era de lo mejor en el país. 

 

Llega Raúl Rangel Frías a la Rectoría de la Universidad de Nuevo León

En esos momentos su presencia en la Universidad de Nuevo León ya era fuerte y creciente por lo que, en 1949, fue nombrado Rector, permaneciendo en el cargo hasta 1955. Su Rectoría fue lo mejor que pudo sucederle a la Máxima Casa de Estudios, pues fundó las Facultades de: Comercio y Administración, Arquitectura, Filosofía y Letras, Agronomía, Matemáticas, Ciencias Biológicas, y Trabajo social. Medicina se mudó a instalaciones propias en la zona del Hospital Civil, y el rector Rangel Frías gestionó ante el gobierno del estado el uso de las instalaciones del Hospital José Eleuterio González para que la Facultad de Medicina las utilizara como escuela, convirtiéndose en hospital-escuela en 1952.

Todo esto fue posible gracias a que Raúl Rangel Frías se formó desde su ingreso al Colegio Civil en el humanismo social. Porque desde su visión, la Universidad era más que una institución creadora de profesionales con capacidades para desarrollar funciones de carácter económicas en base a sus conocimientos, sino una institución formadora de seres humanos capaces de aportar sus conocimientos en favor de la sociedad, con una amplia cultura y conciencia de su tiempo y trascendencia en la historia.

 

Comienza a tomar forma el proyecto de una Ciudad Universitaria

Con su característico tesón para avanzar siempre, fortaleció el Patronato Universitario conformado por distinguidos nuevoleoneses de tendencia filantrópica. Y consolidada su imagen, lo aprovechó al máximo, otorgándole un espacio social preponderante para que la Universidad se beneficiara de su prestigio. Tal vez el mejor beneficio que desde la Rectoría planteó a través del Patronato a las instancias gubernamentales, llámese Federación o Estado, fue la larga negociación para engrandecer el patrimonio universitario con la donación de más de 100 hectáreas de terrenos federales, destinados a construir la gran Ciudad Universitaria. 

El rector Raúl Rangel Frías nunca dejó de impulsar a la juventud. En su derredor se formó un grupo de jóvenes estudiantes valiosos a los que se les conoció como “Los Juniors o Los Jrs.” que eran las llamadas Juventudes Rangelistas. Se trataba de inquietos intelectuales que coordinaba el ingeniero Noe G. Elizondo, secretario particular de RRF, mismos que iniciaron su participación política dentro del PRI y que con el tiempo, la mayoría de ellos fueron absorbidos por el partido.

Semejante labor no podía pasar desapercibida, así que en el año de 1955 Raúl Rangel Frías dejó la Rectoría universitaria para ser candidato a la gubernatura del estado, por el Partido Revolucionario Institucional… continuará… 

 

Fuentes

UANL 

Congreso del Estado de Nuevo León 

Periódico Oficial, versión electrónica