24/09/2018
Editoriales

¿LA DESCOBIJADA AL GOBER DE DONDE VINO?

Lo que es más extraño a simple vista del caso de las "cobijas" o el "cobija gate" que golpea al gobierno del estado por la vía del sub secretario Rogelio Benavides Pinto es el hecho de que fue detonado por una reportaje de un diario local, ubicado en el norte de la Macro Plaza y el cual parecía tener una alianza muy firme con el gobierno de Jaime Rodríguez Calderón al menos desde la última etapa de la campaña electoral, precisamente en el momento en que El Bronco empezó a tomar ventaja muy marcada frente a sus adversarios los candidatos del PRI y el PAN.

La razón por la que se diario decidió desatar este escándalo es, según dicen los analistas o "grillólogos", debido a la pugna que existe entre el secretario de Gobierno Manuel González y el coordinador ejecutivo Fernando Elizondo. Según esta visión, el diario de marras habría soltado un golpe que pega indirectamente a la parte "política" del gobierno que encabeza Gonzalez y favoreciendo a la parte "tecnócrata empresarial" del mismo gobierno que encabeza Elizondo.

No sabemos si los grillólgos tengan o no razón pero si es muy extraño que el diario del norte de la Macro Plaza, al lanzar este nota periodística tomo partido con la oposición a El Bronco, es decir con el PRI y el PAN y de rebote con los diputados del Movimiento Ciudadano (de los cuales solo quedan dos de tres que eran), y ahora será uno más de los voceros u organismos que critican cotidianamente al gobierno de El Bronco.

Por experiencia se sabe que un gobierno que no tiene buenas relaciones con ese diario se desgasta mucho como ocurrió con Rodrigo Medina y se desgasta más que cuando se enfrenta o discute con algún partido político o con alguna asociación civil o ciudadana. El impacto de las críticas del diario del norte de la Macro Plaza suele ser como el de un misil tierra-tierra.