20/01/2018
Espectáculos

Felipe Cazals comparte experiencias en la Cineteca de NL

A 40 años de su estreno la historia de Canoa se mantiene en un recuerdo como una de las joyas de la cinematografía mexicana y ayer el realizador Felipe Cazals compartió sus experiencias sobre la cinta en una conferencia junto a la crítica Fernanda Solórzano en la Cineteca Nuevo León.

 El afamado director estuvo ayer como parte de las actividades de Arte y Reflexión. Programa de Pensamiento Crítico, que también incluyó la proyección de una versión restaurada.

  Como parte de la charla relató las dificultades que tuvo el filmar una película contra todo lo establecido hasta ese momento.

   “No hubo un productor en particular que invirtiera su dinero, los actores pusieronun porcentaje de su salario, los autores todo, y esa suma hizo que el rodaje costara unos $4 millones de pesos… con un rodaje complejo.

   “Todo fue un continuo ir en contra en lo tradicional:  en el formato, producción e idea general. Canoa está totalmente al revés. En ese tiempo, el Banco Nacional Cinematográfico me sugirió como actores a César Costa y a Enrique Guzmán, los jóvenes cantantes de esa época, para que interpretaran a las víctimas y ver si con eso se recuperaba un poco. Finalmente, no fue tanta la insistencia”, contó entre risas el realizador mexicano.

  Por su parte, la especialista Fernanda Solórzano, señaló la gran diferencia de esta producción con respecto a lo que pasa en la actualidad, donde no hay quienes realicen inversiones para proyectos de alto riesgo.

   “A final de cuentas sí se tuvo un riesgo económico. Pienso que ahora no hay personas que pongan un peso si no creen que lo van a recuperar, menos en una película que iba en contra de la tradición de cómo se representaba la historia de México e incluso el género del filme”, señaló la crítica.

  La conferencia forma parte de las actividades de Arte y Reflexión. Programa de Pensamiento Crítico que organiza el Consejo para la Cultura y las Artes de Nuevo León (CONARTE), a través del Centro de las Artes, e impulsado por la comunidad de Artes Plásticas por medio de las maestras Laura González y Marcela Morales, representantes ante el Consejo.

 

  El programa se compone por un diplomado, conferencias magistrales, talleres, conversatorios y encuentros con artistas, que se desarrollarán con motivo de atraer tanto a especialistas en arte como al público en general. Tiene como principal objetivo desarrollar una actitud de análisis para emitir juicios de valor.