18/Aug/2019
Local

Propone Marco Código de Ética para Congreso de Nuevo León

 

Monterrey.- A nombre de la Bancada del PRI y apoyado por todos los partidos representados en la actual Legislatura, el Presidente del Congreso, Marco González, presentó una Iniciativa de Ley para crear un Código de Ética que regule la conducta de los Diputados Locales de Nuevo León.

 Este Código daría sustento y se complemente con el Comité de Ética, también recientemente impulsado por esta Legislatura.

 “Para un servidor, es un honor dirigir los trabajos de esta Legislatura desde esta Presidencia y quisiera que mi paso por ella abonara en poco o en mucho, a mejorar las buenas prácticas que este Poder Legislativo pueda realizar en años subsecuentes”, expresó González en su introducción.

 “Es momento de que este Congreso de Nuevo León cuente con un Código de Ética, que sustente y se complemente con el Comité de Ética, también recientemente impulsado por esta Legislatura”.

 Desde la tribuna de Congreso, el Diputado por el PRI explicó que, con este Código de Ética, los Legisladores estatales se pondrían al día con lo que ya se hace en otros ámbitos, como en la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión.

  “Desde sus inicios, este Órgano legislativo ha carecido de un marco jurídico que regule el comportamiento de las Diputadas y los Diputados”, expuso.

 “Hoy en día, existen normas internas que establecen la forma orgánica de cómo debe estructurarse internamente y otra que atiende los procedimientos que se desenvuelven en la resolución de los debates que lleva a cabo este órgano colegiado, pero no existen reglas o principios éticos que profesionalicen su cargo”.

 Añadió que el contar con un Código de Ética, permitirá que el Poder Legislativo desempeñe su labor bajo principios de buen comportamiento y coadyuvar a que los ciudadanos confíen en sus Diputados.

 “Este Código de Ética busca también evitar el descrédito de los Diputados ante los ciudadanos y reafirmar nuestro papel como ejemplos de conducta para la sociedad”, expresó.

 “Por ello, por citar un ejemplo, este Código intento prevenir y en su caso, sancionar, ataques entre los diputados o de los legisladores hacia los ciudadanos”.

 “Obviamente, además, el objetivo primordial es privilegiar el combate a la corrupción y el fomento a las buenas prácticas, en todos los sentidos, de los Diputados de Nuevo León”.

Según el texto de la Iniciativa, el Código de Ética obligaría a los Legisladores a lo siguiente:

·        Cumplir con las responsabilidades emanadas de la ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos del Estado y Municipios de Nuevo León.

·        Abstenerse de obtener beneficios o ventajas en demérito de la respetabilidad de su encargo.

·        Brindar información comprensible y verificable, inherente a su función legislativa y a las actividades que desarrollen como representantes de la ciudadanía, siempre y cuando se ajuste a lo que la ley permite.

·        Tratar a sus compañeros con respeto, tolerancia y cortesía.

·        Conducirse con honradez en el desempeño del cargo y sus funciones, buscando el beneficio de sus representados.

·        Actuar con respeto a la institución como un espacio de oportunidad al diálogo y a la construcción de acuerdos que beneficien a la sociedad.

·        Ejercer el cargo con profesionalismo al debatir o responsabilidad en las discusiones y resoluciones que realice el Congreso.

 

 La propuesta de decreto contempla la creación de un Comité de Ética, que tendría estas atribuciones:

·        Promover los principios de buena conducta y valores éticos entre los legisladores, así como entre el personal que labora en el Congreso del Estado y la comunidad en general.

·        Establecer la instrumentación jurídica para la presentación de Denuncias y Quejas contrarias a las disposiciones del presente Código.

·        Aplicar las sanciones que correspondan a los legisladores que haya cometido faltas en contravención a lo que dispone el presente Código.

·        Integrar, conservar los expedientes derivados de quejas y procedimientos instaurados en términos de este Código, respetando la ley de transparencia y los datos que por ley serán reservados de los sujetos implicados.

 

 Y establece las siguientes sanciones para los Diputados que falten a este Código de Ética:

 “Dependiendo de la gravedad de las infracciones que cometan los legisladores que sean objeto de este Código, se impondrán las siguientes sanciones: Amonestación pública y privada; Sanción económica, misma que será descontada de su dieta el equivalente a su percepción diaria bruta, y ser removido de la Comisión o Comité al que pertenece.

 En el caso de la fracción III, el comité enviará la solicitud a la Comisión de Coordinación y Régimen Interno, para que realice los ajustes que considere necesarios, observado la distribución de los órganos de trabajo legislativo”.