12/Aug/2020
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

Julio 15 de 1914: Renuncia Victoriano Huerta a la Presidencia de México, tras el triunfo del ejército constitucionalista de Venustiano Carranza. José Victoriano Huerta Márquez, indígena originario de Colotlán, Jalisco, comenzó en el servicio militar como secretario del general Donato Guerra, obteniendo una beca para estudiar ingeniería en el Colegio Militar. Buen estudiante al grado que  en la ceremonia de graduación el presidente Juárez le dijo: “De los indios que se educan como usted, la patria espera mucho”. En su carrera de ingeniero, vino a Nuevo León en 1907 a ser Jefe de obras públicas en el gobierno de Bernardo Reyes, y participó en diversas obras locales.

Su vida política quedó marcada por la traición a Madero, quien ingenuamente le dio la oportunidad de sustituir al general Villar, comandante de la plaza en la Ciudad de México, porque salió herido en un enfrentamiento al inicio de la Decena Trágica. Huerta, inmediatamente traicionó a Madero ordenando su asesinato para hacerse del poder que usurpó a lo largo de 17 meses en forma dictatorial y sanguinaria. La respuesta corrió a cargo del gobernador coahuilense Venustiano Carranza quien inició una revolución en marzo de 1913 con el Plan de Guadalupe. Formó su propio ejército al que llamó constitucionalista por apoyar el establecimiento de una Constitución que podría ser la de 1857 reformada, pero que terminó siendo una nueva Carta Magna. Carranza recibió apoyos de otros revolucionarios norteños como Pancho Villa, Álvaro Obregón y Pablo González. Las batallas se realizaron a lo largo y ancho del territorio nacional, y el ejército constitucionalista triunfó, motivo por el que Huerta renunció. Salió del país intentando iniciar una vida nueva en Europa, pero no se aguantaba las ganas de regresar al poder y conspiró con algunos europeos, pero sus intentos fueron en vano. Así que buscando lo mismo, dejó a su familia en La Habana para dirigirse a El Paso, Texas, donde es detenido y en la cárcel se complica su salud muriendo de cirrosis.