14/11/2018
Editoriales

Entrecurules 30 07 18

Entre los objetivos de resucitar el PRI, está reconquistar los 17 millones de votos por parte de los jóvenes que se volcaron sobre las urnas el pasado primero de julio que inclinaron la balanza en favor de Andrés Manuel López Obrador.

 Los jóvenes fueron factor determinante para la victoria de López Obrador.

 Claro que para esta "misión imposible" se requiere combatir la desigualdad social, acabar con los intolerables privilegios de algunos y la desatención de las necesidades más apremiantes de los ciudadanos, factores que provocaron el descalabro.

 Y para lograr ese objetivo ya está listo Manlio Fabio Beltrones, figura de peso en la cúpula tricolor y la presidenta nacional del PRI, Claudia Ruiz Massieu, quienes trazan algunas líneas de esperanza para el futuro del tricolor.

 Ambos señalan que se requiere de una "reforma real" sin mentiras ni simulaciones.

 Se une a esas voces el ex presidente estatal del PRI, Humberto Cervantes Vega, quien dice que el tricolor requiere de una fuerte sacudida e inyectarse sangre nueva y realizar una purga de algunos que sin oficio político, contribuyeron a la derrota del PRI, entre los que hubo muchos arribistas.

 Para Manlio Fabio Beltrones más que una refundación del tricolor se requieren reformas, luego de admitir que ese instituto vive una de sus etapas más complicadas en casi 90 años de vida y que habrá que enfrentarla con una reforma de fondo.

 Y la fórmula primero que nada es estabilizar al tricolor con una dirigencia que deberá ser ratificada conforme a los estatutos e iniciar un periodo de reflexión, conservar la unidad y llegar a la reforma tan urgente y necesaria.

 Y otro problema del tricolor es el impacto financiero.

 Y aunque no hay datos todavía de la deuda que deja está campaña para la cual tuvieron mil 689 millones de pesos de financiamiento público, tanto para la presidencial como para legisladores y gobernadores, el impacto financiero en las arcas del PRI ya comienza a manifestarse, pues al personal de nómina y de confianza ya se le anunció que habrá despidos masivos.