14/11/2018
Editoriales

Rusia buscará acercamiento y no hace caso a histeria anti-rusa en EU

Rex Tillerson, declaró el lunes 7 durante una rueda de prensa en Manila, Filipinas, que él cree que Washington y Rusia pueden encontrar el modo de aliviar las tensiones

El viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Ryabkov, recalcó en una entrevista con Mezhdunarodnaya Zhizn (Vida Internacional) que fue publicada el 7 de agosto, que Rusia va a trabajar para normalizar las relaciones con Estados Unidos muy a pesar de las dificultades que el Congreso de Estados Unidos ha impuesto a estas relaciones, informó la agencia TASS.

Ryabkov dijo que espera que esto no nos lleve a una confrontación entre Estados Unidos y Rusia, y que tomará mucho tiempo para que otra vez haya relaciones normales, pero que de todos modos Rusia hará todo lo posible por lograrlo. “Va ha ser difícil superarlo todo, si las dos Cámaras del Congreso no deciden cancelar todo lo que han hecho hasta ahora, que concierne a las relaciones entra Rusia y Estados Unidos. Va a tomar mucho tiempo, sin ninguna duda”, dijo Ryabkov.

“Y con respecto a la política exterior, estoy decepcionado y tengo que afirmar que en muchos sentidos esta es una continuación de lo peor del legado de Obama, una política más dura incluso en algunos aspectos, en su orientación, en la retórica y en la línea política, que fue la causa de los problemas en la relación con nosotros y los problemas en las relaciones de Washington con otros países en la etapa final del mandato del gobierno anterior”.

 Ryabkov habló del Partido Demócrata de Estados Unidos de modo más general. “Es un hecho contundente que el Partido Demócrata soltó un genio antirruso, luego de que su candidata [H. Clinton] perdió la elección presidencial”, señaló. “Esta persecución de un enemigo externo fantasma desató los efectos que estamos presenciando hoy, incluyendo la nueva ley y la paranoica, inexplicable, e irracional ola de imputaciones en contra de Rusia por todos los pecados mortales, y de una cierta manía de persecución que experimentan hoy muchos políticos y funcionarios en Washington”, dijo.

“En una forma sin precedentes los demócratas han utilizado a Rusia como un espantajo y la relación con este como martillo para acabar con la Presidencia de Trump. En realidad ellos han evitado con esto que hayan relaciones más sensatas con Rusia por lo menos en mucho tiempo”, explicó Ryabkov con bastante discernimiento.

Por su parte, el Secretario de Estado de EU, Rex Tillerson, declaró el lunes 7 durante una rueda de prensa en Manila, Filipinas, que él cree que Washington y Rusia pueden encontrar el modo de aliviar las tensiones, y que no sería útil romper los vínculos solo por el asunto particular de la sospecha de que Rusia intervino en las elecciones de Estados Unidos.

“Debemos de encontrar lugares en los que podamos trabajar juntos... Los lugares en los que tengamos diferencias vamos a tener que seguir buscando la forma de abordarlas”, dijo Tillerson a los periodistas.