23/09/2018
Editoriales

Andanada de EU contra México para la renovación del TLC

 

Ya se veía venir, esta andanada norteamericana en contra de México para la renovación del TLC es muy dañina, pues ahora salieron con la novedad de que para que un automóvil hecho en México pueda pasar a Estados Unidos sin aranceles, debe tener un 50% de las partes hechas en Estados Unidos… esto sería el derrumbe de nuestra planta instalada maquiladora, pues las grandes marcas como Chevrolet, Dodge, Ford, VW, y Kía se instalaron aquí por representar una gran ventaja no pagar aranceles, pues el mercado que realmente les interesa es el de Estados Unidos… este golpe realmente duele a nuestro país, y sólo estamos colgados de las habilidades de nuestro secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, a quien le echamos todas las porras del mundo, pues las necesita… ¿de acuerdo?...///

 

Y es más que clara la función que está desempeñando el traidor canadiense Justin Trudeau (quien se dice que es hijo ilegítimo de Fidel Castro), que luego de ir a entregarse con Trump para que sea México el gran perdedor del TLC, ahora le salió un “amor por los trabajadores de nuestro país”… vino –insólitamente- a decirnos que no, que no seamos así de malos con Estados Unidos, que le paguemos más a nuestros trabajadores para que los gringos puedan competir con los mexicanos… un aumento de salarios desde luego que sería justo y bien visto por la clase trabajadora, no necesitamos que venga un extranjero a decírnoslo, pero a este traidor no le preocupa cómo estén viviendo los mexicanos, la misión que trae es decir a nombre de Trump que si se declara un salario de emergencia, el TLC se puede salvar, nomás que una vez incrementados los salarios, seguramente pondrán otras trabas para no renovar dicho Tratado, y nos dejarían colgados de la brocha pues aquí los salarios son irreversibles, o sea que ya incrementados, así se quedarán… de veras que nos dan asco esos mandaderos entreguistas…///

 

El plan es más que claro: animar a las plantas armadoras automotrices para que abandonen a México y se cambien a Estados Unidos o a Canadá, y para ello necesitan dos condiciones… la primera es que México pierda su ventaja de cercanía y estímulos fiscales con Estados Unidos, y la segunda es que dejemos de ser el país con mano de obra barata de la región, para que se vayan a Canadá, pues en Estados Unidos es imposible reducir los salarios para competir en costos con México… qué duros están los guamazos…///