05/Dec/2020
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

Noviembre 21 de 1922: muere postrado en su lecho de enfermo, preso en la cárcel de Leavenworth, Kansas, EUA, el ideólogo mexicano de izquierda, Ricardo Flores Magón. Fue hijo de Teodoro Flores y Margarita Magón, y nació el 16 de septiembre de 1873, en San Antonio Eloxochitlán, Oaxaca. Ricardo fue durante su vida dramaturgo, periodista, político, y un hombre de convicciones arraigadas. Desde los ocho años de edad se mudó para estudiar en la Ciudad de México, en donde cursó el bachillerato en la Escuela Nacional Preparatoria, e inició la carrera de leyes, misma que no concluyó. Fue enemigo natural de Porfirio Díaz -ambos oaxaqueños de origen- fue encarcelado en varias ocasiones por motivo de su activismo político, impulsado siempre por su ideología socialista. En 1900 fundó con su hermano Jesús, el periódico Regeneración, y en 1902 manejó El Hijo del Ahuizote, donde colaboraba junto al gran grabador y caricaturista hidrocálido José Guadalupe Posada. Su primer encarcelamiento fue en 1903 por haber colgado en el balcón de las oficinas del periódico una manta con la leyenda: “La Constitución ha Muerto”. Se le reconocer por haber sido el gran precursor ideológico de la revolución mexicana. En 1906 fundó el Partido Liberal Mexicano y en 1910 fue invitado por Francisco I. Madero a que se adhiriera al Plan de San Luis en contra del presidente Díaz. En 1911 organizó en Baja California una rebelión, pero fue derrotado. Su encarcelamiento en Estados Unidos en el año de 1918 fue por haber publicado un manifiesto dirigido a los anarquistas del mundo. Lo sentenciaron a 20 años de prisión y trasladado a la isla de Mc-Neil. En una crisis de salud, fue llevado a Leavenwoh, Kansas donde murió. En 1945 sus restos fueron trasladados a la rotonda de las personas lustres de la CDMX. Sus aportaciones a la redacción de la Constitución Política de 1917 fueron muy importantes, en la parte de las reivindicaciones sociales.