21/01/2018
Editoriales

Desastre en impartición de justicia

El caso del juez Miguel Angel Eufracio es ejemplar del desastre que estamos viviendo en materia de impartición de justicia, pues no sólo se trata de que el subprocurador Ernesto Canales que se debe dedicar a combatir la corrupción está muy cerca de ser declarado culpable del peor acto de corrupción que puede realizar abogado alguno, que es el delito de prevaricato... sino que ahora el juez de marras (Miguel Angel Eufracio) tiene qué buscar desesperadamente un amparo para no ser encarcelado pues cometió un acto terrible que se llama desacato... recordemos que el ex gobernador Rodrigo Medina fue encarcelado a pesar de tener un amparo, y ya lo hemos dicho, Audiencia Pública no defiende a Medina –no tiene por qué hacerlo- pero sí defiende la figura del amparo pues esa es la única defensa real que tenemos los ciudadanos de defendernos de la autoridá... y si un juez no respeta un amparo, debe estar no sólo retirado de sus facultades para juzgar, sino encarcelado porque no se vale que nos arrebaten la única y frágil balsita que tenemos en el océano de corrupción en que estamos inmersos... digo...///

El tema de los dos ejecutados o hallados muertos en San Pedro no pasa de moda, pues los sampetrinos están cada vez más nerviosos debido a que los problemas viales los traen asoleados, ya que el alcalde Mauricio Fernández está empeñado en construir arreglos a las vialidades muy cuestionados... luego tienen la guillotina sobre sus cuellos cuando se supo que precisamente el propio alcalde está a punto de soltar el permiso para que se demuela el Centro Cultural Alfa (propiedad de la familia del alcalde) para edificar un montonal de departamentos y oficinas... el desarrollo urbano de San Pedro es lo peor del país, y por si fuera poco, ya inicia una nueva era de ejecuciones... uf...///