31/May/2020
Editoriales

Audiencia Pública

Estando todos unidos, jalando parejito con un rumbo determinado, quién sabe cómo nos iría en el tema de la temible y terrible pandemia del Coronavirus, o Covid-19 que le llaman los científicos… esa incertidumbre no existe cuando vemos cómo se están manejando las cosas en México, pues el presidente López Obrador sigue terco en dividirnos y hacernos pelear unos contra otros, en quebrar a las pequeñas y medianas industrias, en perseguir a los grandes empresarios… no podemos entender cuál es su juego, pues un México derrotado no le servirá para conseguir el liderazgo de América Latina que busca, pues su mejor -y única- tarjeta de presentación es presidir un país exitoso… a ver, entiéndale, lo retamos…///

En esta guerra innecesaria hay algunas víctimas o daños colaterales, como es el caso del CCE que preside nuestro paisano Carlos Salazar Lomelí, pues intentó por un año hacer entender al presidente López Obrador que debería hacer equipo, o al menos ayudar a las pequeñas y medianas empresas mexicanas… Salazar pretendía que el Jefe del Ejecutivo al menos les echara un salvavidas fiado, no regalado, a quienes tienen grandes pérdidas y muchos compromisos con el gobierno, proveedores y empleados… pero no, López Obrador cerro sus puertas y a Salazar no le quedó más remedio que hablar fuerte…///

Sin embargo, tal vez su reacción haya sido demasiado tarde, pues los industriales de Jalisco ya se salieron del control de CCE y ahora los de Nuevo León se entrevistaron solitos con AMLO… ///

Hoy publica Regio.com un anónimo que contiene la carta que le envía Gustavo de la Garza al presidente de la CCE, Carlos Salazar Lomelí… como dicen en el rancho, lo pone pinto, y eso anticipa que algunos empresarios locales están molestos con su actitud conciliadora en los recientes tiempos pasados… ojalá que nuestro amigo Salazar Lomelí pueda librar bien esta tormenta…///