18/10/2018
Nacional

Diputados de Nuevo León sellan compromiso ante la prensa y disuelven colores partidistas para adoptar los futboleros

Ciudad de México.- El clásico de futbol entre Tigres y Rayados, ambos de Nuevo León, dividió grupos parlamentarios, enfrentó a los aliados y generó acuerdos entre diputados federales que sellaron una apuesta, poniendo por encima de lo político, desde hoy y hasta el domingo 10 de diciembre, los colores futboleros.

  En conferencia de prensa, en el mismo espacio desde donde se confrontan las ideas políticas, en San Lázaro, diputados del PRI y del PRD apostaron públicamente diez sillas de ruedas, que serán entregadas a una asociación de asistencia social.

  El perredista Waldo Fernández, dio a conocer que apostó cinco sillas de ruedas, si el triunfo corresponde a los Tigres y el también perredista Agustín Basave, aceptó el reto y pagará las mismas cinco sillas, en caso de que ganen los Rayados.

  Sin embargo, el priista Edgar Romo, respaldado por miembros de su grupo parlamentario, también de Nuevo León, se sumó para duplicar la apuesta, en favor de los Tigres.

  Entre los del tricolor, también, hubo unanimidad en favor de los amarillos y se sumaron, la diputada, Aurora Cavazos, Ramón Villagómez y Álvaro Ibarra, todos ellos, a favor de los Tigres de Monterrey.

 

  El diputado Álvaro Ibarra, confió en la civilidad de los neoloneses y señaló que un encuentro futbolístico como éste, debe ser motivo de convivencia entre los ciudadanos y no de confrontación, como suele ocurrir en algunos casos.