07/Jul/2020
Editoriales

Febrero 6 de 1838: Llega a Veracruz una escuadrilla francesa a las órdenes del comandante Bazoche para reclamar por la vía de las armas una supuesta deuda del gobierno mexicano

Febrero 6 de 1838: Llega a Veracruz una escuadrilla francesa a las órdenes del comandante Bazoche para reclamar por la vía de las armas una supuesta deuda del gobierno mexicano con ciudadanos franceses radicados en México, iniciándose la primera invasión francesa en la llamada "Guerra de los pasteles".

La revolución de la Acordada (nombre del edificio donde estaban los partidarios de Vicente Guerrero, levantados luego de las elecciones presidenciales), celebrada en 1828 propició que una muchedumbre saliera a saquear comercios ubicados cerca del mercado del Parián. Le llamaron la guerra de los pasteles debido a que un pastelero francés instalado en Tacubaya –monseur Remontis- exageró una cuenta que no le quisieron pagar en el año 1832 soldados de Santa Anna y dijo que se habían comido ¡60 mil pesos! De pasteles.

Hubo en Veracruz bombardeo y durante la defensa, el general Santa Anna perdió una pierna. Hasta que el 9 de marzo de 1839 se firmó un acuerdo entre México y Francia gracias a la intervención de la embajada inglesa mediante el cual nuestro país pagaría 600 mil pesos a Francia para indemnizar a estos comerciantes franceses entre los que estaba el famoso pastelero. Fue tan grande la cantidad, que se pagó hasta la risa a estos franceses, pero uno por uno y al final, a pesar de las transas entre liquidadores y liquidados, sobraron 200 mil pesos. Desde entonces Francia mostraba su interés en invadir México, algo que después volvería a intentar durante la segunda invasión francesa.