22/05/2018
Espectáculos

La vida es sueño da impulso al proyecto Teatro Nuevo León de Conarte

Un llamado de esperanza y adueñarse de su propio destino es el argumento de la obra clásica La vida es sueño, de Pedro Calderón de la Barca, que se presenta este 19, 20 y 21 de enero en la Gran Sala del Teatro de la Ciudad.

 Es una producción de Teatro Nuevo León, proyecto impulsado por el Consejo para la Cultura y las Artes de Nuevo León (Conarte), en atención a la inquietud de la comunidad teatral, expresada a través de las maestras Marilú Martínez y Jenny Carrizales.

 "Un estado como el nuestro con un alto nivel en ámbitos como el industrial, histórico y cultural con su gran infraestructura, era necesario que tuviera la posibilidad de un proyecto que le permita tener este tipo de teatro. Gracias a la colaboración de la comunidad teatral, que se han involucrado, hemos estructurado el proyecto de Teatro Nuevo León", destacó Ricardo Marcos, presidente de Conarte.

 "Estamos muy contentos con esta propuesta que cuenta con un equipo artístico de muy alta calidad, con algunos de los mejores elementos del teatro. A final de cuentas se trata de que tanto la comunidad de esta disciplina como el público sientan suyo este proyecto y que les dé la oportunidad de apreciar un teatro de ideas".

 Teatro Nuevo León funciona con un modelo de trabajo con la conformación de un Consejo Asesor en el que participan integrantes de la comunidad teatral de Nuevo León: Javier Serna, Luis Martín Garza, Ana Laura Santamaría; Lupita Treviño; Emmanuel Anguiano; Carmen Alonso; y Kagua Treviño Barahona.

 En este también toman parte Ricardo Marcos, presidente de Conarte; Melissa Segura, secretaria técnica de Conarte; y Roberto Villarreal, director del Teatro de la Ciudad.

 Este equipo de trabajo, explica Melissa Segura, secretaria técnica de Conarte, trabajó en la definición de un esquema de trabajo para la producción teatral y a partir de ahí se hicieron las selecciones del título a presentar y los encargados de la producción y dirección.

 La vida es sueño cuenta con la producción de Hugo Garza Leal y es dirigida por Mónica Jasso, elegidos por el Consejo Asesor de Teatro Nuevo León tras evaluar varias propuestas.

 El elenco, seleccionado a través de una audición, está conformado por Gerardo Dávila, Alfonso Teja Cunningham, Juan Benavides, Sofia Gabriel Rodríguez Luna, Ximena Villarreal, Gerardo Guardado, Luis Alberto Sánchez García y León Díaz Conti.

 Los boletos están disponibles a través del sistema Ticketmaster con costo de 200 pesos en Entrada General. En taquilla estarán disponibles los días de función, donde también se podrán adquirir las localidades con costo de 100 pesos para personas que presenten credencial de estudiante, maestro o del INAPAM.

 La vida es sueño se revela como una pieza que refleja la condición del hombre y su vigencia contemporánea. La producción de Teatro Nuevo León respeta el texto en verso y no escatima en recursos técnicos y humanos.

 "Este ha sido un largo proceso de esfuerzo, trabajo y mucho aprendizaje. Representa un gran reto porque es una de las obras más bellas de la literatura dramática en español; reencontrarnos con ella ha implicado un redescubrimiento y también encontrar esas partes de actualidad y trabajar en mecanismos para hacerla actual.

  "Aunque es fiel al clásico de Pedro Calderón de la Barca, encontramos elementos actuales y frescos con un reparto mayormente joven que ha aportado mucho al montaje. Contamos con asesoría de un especialista en verso porque no ha sido fácil acercarnos a esta forma, pero una vez que encontramos la relación y nos familiarizamos, todo ha corrido de maravilla", ahonda la directora Mónica Jasso.

 La historia está centrada en Segismundo, a quien su padre, el rey Basilio, envía prisionero a una torre para evitarle la humillación y opresión del pueblo que le vaticinan los astros.

 Al pasar de los años Segismundo tendrá que hacerse valer como la representación alegórica del hombre moderno que a través de sus acciones es capaz de controlar su destino.

 El montaje, con escenografía y diseño de iluminación de Gabriel Pascal, se desarrolla en la cúspide de una pirámide construida con madera sin barnizar que se impone sobre el escenario para atender la alta exigencia que demanda la primera producción del proyecto Teatro Nuevo León. La inversión asciende a 750 mil pesos, aplicados en la contratación de talento, staff y gastos de producción.

 "Es un proyecto con una visión ambiciosa por la que hay que extender la felicitación a Conarte, ya que ofrece una plataforma de desarrollo que será muy valiosa para el ambiente teatral de Nuevo León y que le ayudará a fortalecerse gracias al crisol de talento existente", destaca el productor Hugo Garza Leal.

 El objetivo de Teatro Nuevo León es realizar dos producciones de gran formato anualmente y ofrecer actividades de formación para la comunidad artística de la localidad. Todo esto podría ser un antecedente para que se propicie la creación de una compañía estatal de teatro.

 Para atender la política de Descentralización Cultural que impulsa la actual administración de Conarte, las producciones deben contar con características que les permiten la movilidad para adaptarse a diversos espacios escénicos y tener la posibilidad de presentarse en municipios de todo Nuevo León y otras ciudades de la República Mexicana.

 

 Teatro Nuevo León también busca fomentar la creación y el crecimiento de la audiencia de esta disciplina en el estado.