23/Oct/2020
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

Septiembre 30 de 1880: Nace en la hacienda de San Pedro, Garza García, NL, el militar y político Jerónimo Siller, quien llegaría a gobernar por dos años el Estado. Jerónimo Siller Gómez quedó huérfano a los diez años de edad y junto a su hermano José María, recibió apoyo de su tío, el médico Alberto Siller. El joven Jerónimo era talentoso en asuntos de mecánica y se dedicó a ello, diseñando varios aparatos que fabricaba en su taller de fundición. Políticamente nunca estuvo de acuerdo con la actuación del gobernador Bernardo Reyes, así que formó un Club político maderista apoyando a Francisco I. Madero, hasta que triunfó la revolución y FIM llegó a la presidencia. Sin embargo, tras la Decena Trágica, fue aprehendido junto a Nicéforo Zambrano y Alfredo Pérez por el gobierno huertista para ser fusilado en la Ciudad de México, pero intervinieron los nuevoleoneses Jerónimo Treviño y Rodolfo Reyes para conseguir su indulto. Vivió en Estados Unidos hasta que el Plan de Guadalupe le convocó a regresar a México y se incorporó al ejército constitucionalista de Venustiano Carranza, bajo las órdenes sucesivamente de Pablo González, Antonio I. Villarreal y Lucio Blanco. Se quebró el brazo izquierdo, por lo que se dedicó a dirigir el taller de armas revolucionarias. Iniciando carrera política como Regidor del municipio de Monterrey, y luego fundó el Partido Constitucional Progresista, que apoyó la candidatura de Nicéforo Zambrano para gobernador hasta que triunfó en las elecciones. Fue alcalde suplente de Monterrey en 1917 y en 1918, alcalde propietario. Después continuó en el activismo político hasta que en 1925 sustituyó en la gubernatura a Porfirio G. González, quien fue desaforado por problemas de carácter político-revolucionarios. Gobernó con honestidad y sin afán de venganza, por lo que fue bien apreciado por la población. Su último informe fue en septiembre 16 de 1927, y entregó el poder al general obregonista Aarón Sáenz, el 4 de octubre de ese año. Jerónimo Siller murió en Monterrey, el 14 de marzo de 1962 y el cabildo de San Pedro Garza García bautizó con su nombre una importante calle de la ciudad, así como una privada adjunta.