24/01/2018
Editoriales

Adolfo López Mateos

En el año 1958 vino a Nuevo León de gira durante su campaña política, el candidato del PRI, Adolfo López Mateos, quien sería presidente de México. Este mítin se realizó en la Plaza Zaragoza, frente a los edificios del antiguo Palacio Municipal, el Círculo Mercantil Mutualista de Monterrey, la Catedral de Monterrey y el Casino de Monterrey. La parte más densa de la concentración se dio en el área que hoy ocupa el nuevo Palacio Municipal de Monterrey, y se aprecia toda la estructura de acero del Condominio Acero de Monterrey, que estaba en plena etapa de construcción. En la esquina de Zaragoza y Morelos se ve el Hotel Monterrey y en el lado norte, el Hotel Continental. Es interesante ver la composición de los asistentes, pues prevalecen quienes portan sombrero, ya que en aquel tiempo no había tanta concentración urbana de la sociedad y los contingentes mayores venían de municipios rurales. En las mantas se advierten los diversos sectores y sindicatos priístas y una ambulancia lista para socorrer a los deshidratados que suelen aparecer en esas grandes concentraciones en días soleados. Foto de Juan Uribe    Texto LEB