21/11/2018
Editoriales

Entrecurules 17 07 2018

Pese a la gran difusión que se ha dado a la reconciliación de los empresarios mexicanos y a la concordia increíble de Andrés Manuel López Obrador y el Presidente Enrique Peña Nieto, el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana, Gustavo de Hoyos Walter, fue cauteloso al expresar con los pies en la tierra: "Esperamos lo mejor y nos preparamos para lo peor".

Y dejó claro en su cuenta de Twitter:

"En Coparmex no hay ni habrá luna de miel con López Obrador. No estamos en conquista de afectos ni de cercanías. Apoyo racional, caso por caso a las buenas políticas públicas. Y siempre, defensa inquebrantable de nuestros principios y derechos y de cada uno de nosotros".

 Además señala que muy pocos empresarios eran fans de López Obrador. No creo que era el escenario que la mayoría deseaba encontrar. Sin embargo creo que hay madurez en nuestro sector y hay una profunda convicción de salvar el Estado de Derecho y estoy seguro de que el empresario que estuviera menos contento con esa posibilidad el lunes 2 de julio se fue a chambear y ya no le dio muchas vueltas.

 Por otra parte, la prioridad para la próxima legislatura, será aprobar las iniciativas de AMLO y ahora México está ante la gran oportunidad o la gran desilusión.

 Y ahora México está una oportunidad histórica irrepetible.

 Y hay que recordar que en México hay reconciliación entre AMLO y el Gobierno de Peña Nieto.

Sin embargo hay que recordar que durante la campaña electoral, se hizo más evidente el encono que existía desde hacía tiempo con el empresariado mexicano y Andrés Manuel López Obrador. Pero los tiempos cambian. Una vez triunfador, el morenista dejó de referirse a esa "mafia del poder".

 Por otra parte, los magnate no cesaban de llamarlo "un peligro para México" lo recibieron con sonrisas y abrazos en la primera reunión que tuvieron.

En fin, como dice la Coparmex, "esperamos lo mejor, pero debemos estar preparados para lo peor.