01/Mar/2021
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

Enero 24 de 1900: Pedro Benítez Leal (1861-1945) es nombrado Gobernador del Estado, en sustitución del general Bernardo Reyes. El presidente Porfirio Díaz había nombrado al gobernador Reyes como su ministro de Guerra y Marina, por tanto, debió solicitar licencia al Congreso del Estado, y este órgano colegiado nombró gobernador interino al diputado federal Pedro Benítez. Se trata de un miembro del clan familiar Benítez, oriundo de Linares, que tuvo entre sus miembros a varios gobernantes del Estado. Pedro es hijo del también gobernador Jesús María Benítez y Pinillos, de quien hemos hablado antes, y de la señora Felipa Leal. Además, Pedro viene siendo tío del gobernador José Benítez.

Pedro Benítez Leal estudió leyes en la Ciudad de México, titulándose de abogado en la Escuela Nacional de Jurisprudencia y a su regreso a Nuevo León fue postulado candidato a diputado federal alzándose con la victoria electoral fácilmente, por lo que ejerció bien su encargo político que además le sirvió para continuar la tradición del clan Benítez, familia de gobernadores. Su paso por la gubernatura de Nuevo León le permitió continuar con la obra de industrialización del Estado que había iniciado Reyes, y su periodo terminó el 29 de diciembre de 1902, fecha que marca el regreso de Bernardo Reyes a seguir ejerciendo su gubernatura. Después Pedro Benítez se dedicó a practicar la abogacía y la cátedra, llegando a ser director por nueve años del Colegio Civil (1925 – 1934), y rector del Colegio de Abogados de Nuevo León. Fue integrante de la Comisión de Límites entre Nuevo León y Coahuila, junto a los ingenieros Francisco Beltrán y Alberto Pineda. Murió en nuestra ciudad de Monterrey, el 14 de septiembre de 1945.