14/Aug/2020
Local

Hugo Barrera: precursor de la biología molecular en la UANL

Su gusto por las cosas inexplicables lo llevó a interesarse en la investigación desde pequeño; su interés por conocer el secreto de la vida lo hizo llegar a las aulas de la Universidad Autónoma de Nuevo León;  su pasión por transformar a la sociedad lo ha hecho trascender a lo largo del tiempo.

 Todo ello abonó para que el doctor en bioquímica y medicina molecular Hugo Barrera Saldaña fuera reconocido con el Premio Nacional de Ciencias 2019 en el rubro de Tecnología, Innovación y Diseño.

 El premio le fue entregado el 9 de diciembre de manos del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

En el acto, el galardonado manifestó que “representaba a más de 100 estudiantes que encaminé en la ciencia, más de media docena de instituciones y programas que forjé, más de una docena de descubrimientos y eventos que he tenido la fortuna de ver llegar, inclusive, hasta la sociedad”.

 Barrera Saldaña habló previamente en entrevista sobre su labor en la ciencia y sus esfuerzos por transformar, en favor de la sociedad y del país.

 

Abriendo camino hacia la biología molecular

Fue a principios de los años 70 cuando Hugo Alberto Barrera Saldaña ingresó a la Facultad de Ciencias Biológicas en la Máxima Casa de Estudios del Estado.

 Durante su estancia en la facultad, el actual miembro del Sistema Nacional de Investigadores en el nivel III del Conacyt aseguró que, tras estudiar la biología tradicional, se interesó por especializarse en un tema que aún no se desarrollaba en la UANL: la biología molecular.

“La carrera de biología me ofrecía una formación muy amplia. Tuve en un corto tiempo la capacidad de convertirme no solo en biólogo, sino en bioquímico y acabé por incursionar en el campo de la biología molecular". Hugo Barrera Saldaña, Premio Nacional de Ciencias 2019

“Creo que (la UANL) fue la mejor selección que pude haber hecho y ahora estoy cosechando algunos de los frutos de todo lo que hemos sembrado”, aseguró quien ha sido distinguido con veinte premios de investigación por la Universidad de Nuevo León. 

 

De la UANL al mundo

A lo largo de su carrera profesional, el doctor Barrera contó con el apoyo de sus compañeros, quienes a través de grupos de estudio organizaron en la Universidad seminarios con profesores reconocidos a nivel nacional.

 Esto le permitió ampliar el conocimiento adquirido en las aulas, con el propósito de llegar a otras universidades fuera del país.

  “Éramos muy competitivos entre nosotros y siempre luchábamos para sacar los primeros lugares. Quizá otros se juntaban por deporte u otras cosas, pero nosotros nos juntábamos para ser los mejores estudiantes posibles.

  “Quizá otros se juntaban por deporte u otras cosas, pero nosotros nos juntábamos para ser los mejores estudiantes posibles”, señaló el fundador y primer director del Centro de Biotecnología Genómica del IPN Reynosa, Tamaulipas.

 Así, poco a poco, el Dr. Barrera Saldaña, con la ayuda de los profesores de la Universidad, logró estudiar en escuelas extranjeras especializadas en biología molecular e ingeniería genética.

 “Tuve la fortuna de tener a extraordinarios maestros en la Facultad de Ciencias Biológicas. Algunos de ellos, inclusive con grados de doctor y que habían hecho investigación, acabaron de ayudarme a definir mis intereses". Hugo Barrera Saldaña, Premio Nacional de Ciencias 2019

“De hecho, terminada mi carrera, ellos me ayudaron a conseguir oportunidades, especialmente en el extranjero”, recordó el autor de más de 200 publicaciones científicas.

 Tras concluir su licenciatura en Ciencias Biológicas de la UANL, el investigador Hugo Barrera estudió en 1979 un Doctorado en Biología Molecular en la Universidad de Texas.

 Después decidió viajar a Francia a estudiar un posdoctorado en Ingeniería Genética en la Universidad Louis Pasteur.

 

Del mundo a su alma máter

Interesado por replicar todo el conocimiento adquirido en los mejores centros de investigación del mundo, el Dr. Hugo Barrera regresó a su alma máter.

 En la UANL inició un movimiento de formación de investigadores tras fundar la Unidad de Laboratorios de Ingeniería y Expresión Genéticas con apoyo de la Universidad.

“A pesar de que estábamos desarrollando un área que no existía, siempre teníamos el apoyo de la Facultad”, señaló el pionero mundial en la regulación, evolución genética y biotecnología de las hormonas del crecimiento.

  “Gracias a que estuve en los mejores laboratorios a nivel mundial, cuando regresé pude traer todo ese empuje, toda esa fortaleza a este laboratorio que arranqué en Medicina”, agregó.

“Yo pedí (a la UANL) que confiara en mí y me dieron un voto de confianza. Me dejaron arrancar un posgrado prácticamente solo y terminó siendo uno de los mejores posgrados de la Universidad y del país”, mencionó el creador de la vacuna viral oncolítica contra tumores originados por el virus del papiloma humano.

  “Se integró toda una generación de científicos que destacaron a nivel internacional. Después me escribían de Estado Unidos y Alemania solicitando que mandara más estudiantes como los que se habían ido.

  “Querían más estudiantes de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Yo les contestaba que esto no se daba en racimos, que esto no es en cantidad, sino en calidad”, agregó.

 Estos esfuerzos trajeron como resultado que, en compañía de los estudiantes de posgrado, desarrollaran diversas contribuciones de repercusión mundial para la sociedad, tales como:

 

Descifrado de la genética del cáncer cervicouterino.

Desarrollo de una prueba de medicina de precisión. 

Récord mundial de secuenciación de genes humanos.

 

Su pasión por la ciencia

Conocer el mundo por medio de la investigación llevó al Dr. Hugo Barrera a transformar la manera en que la educación se desarrollaba en la Universidad que lo vio crecer profesionalmente.

 A través de las diferentes acciones que el investigador desarrolló a lo largo de su vida profesional fue posible replicar conocimiento en los estudiantes.

“Tenía como misión ir a estas ciudades del mundo a traer esta disciplina nueva y desarrollarla aquí.

  “Quería ayudar a formar nuevos investigadores y usar esa disciplina para resolver problemas de salud, nutrición y otros en país”, expresó el pionero en Latinoamérica del diagnóstico molecular y la biología molecular humana.

 Como investigador y catedrático en la Facultad de Medicina de la UANL inculcó en sus alumnos el gusto por trabajar para trascender entre la sociedad.

 “Estamos cosechando frutos de esa cultura que vinimos a desarrollar, de esa disciplina que vinimos a imponer, de esa pasión por la biología molecular que vinimos a inculcar con los estudiantes y de ese compromiso como universitarios de tratar de transformar nuestro entorno en el ámbito universitario y a nivel regional, nacional e internacional". Hugo Barrera Saldaña, Premio Nacional de Ciencias 2019.