14/Nov/2019
Editoriales

Entrecurules 15 07 19

Desde el pasado 25 de junio no ha vuelto a sesionar la Diputación Permanente del Congreso y por tanto si antes había un receso legislativo, ahora es "ayuno legislativo".

Y el Congreso seguirá así, hasta el día 7 de agosto que es cuando reanudará actividades la Permanente.

Es inusual que los ocho diputados de la Permanente se hayan tomado vacaciones, pues anteriormente no era así.

Por lo tanto, hoy lunes 15 de julio no hay actividades ni las habrá el próximo miércoles.

Es una costumbre que se ha conservado en todos estos años que la Diputación Permanente sesiones los miércoles de cada semana, pero con estas vacaciones inesperadas, no habrá sesiones.

Y si la Permanente tiene planeado sesionar el siete de agosto, eso significa que lo hará en la recta final de este receso, porque el primero de septiembre ya inicia el ordinario.

No se descarta sin embargo, la posibilidad de que se abra un periodo extraordinario de sesiones para aprobar, si los señores diputados tienen voluntad, la nueva Ley de Movilidad.

Entonces para que los diputados vuelvan a sesionar tres veces a la semana. Todavía falta lo que resta de julio y todo el de agosto

Cierto que algunos diputados se han dejado ver, pero para ganar adeptos con miras al 2021, al salir en defensa de taxistas de Uber, Didi y otras.

Y tampoco han faltado los comunicados de los diferentes grupos con el tema del Metro y muchos otros.

Sin embargo, para ver juntos a los 42 diputados todavía falta un ratito.

Sin embargo, también hay que decir las acciones positivas de los diputados como gestores de becas de las diferentes universidades, en favor de numerosas familias.

Claro sin necesidad de que estén ellos presentes, pero si hay que decir, sus resultados en favor de estudiantes y sus familias han sido palpables.

Se ha visto la presencia de Paco Cienfuegos, de Carlos de la Fuente, de Karina Barrón, de Ramiro González, de Julia Espinosa de los Monteros y muchos otros más.

Los diputados no están ausentes, pero no deben tener tantas vacaciones, pues hay gente que quieren ser escuchados por ellos para plantearles sus problemas.

Mientras tanto aún sin actividades concretas, la gente sigue creyendo en ellos.