Internacional

Unos 5.000 civiles desplazados desde el inicio de la ofensiva contra Raqa

Más de 5.000 personas abandonaron sus viviendas desde el inicio de la ofensiva militar kurdo-árabe contra Raqa, "capital" del Estado Islámico (EI) en Siria, informó este jueves la portavoz de la 'Operación Cólera del Éufrates'.

"Hasta ahora más de 5.000 desplazados llegaron a las regiones liberadas por nuestras fuerzas", dijo a la AFP Jihan Cheij Ahmad, la portavoz de 'Cólera del Éufrates', como se llama la ofensiva contra Raqa. "Vienen de las zonas de combate a través de un corredor abierto por nuestras fuerzas", agregó.

El jueves un corresponsal de la AFP presenció la llegada en camiones, coches y motos de decenas de familias, con mucho niños, a Ain Issa, base de la ofensiva situada a unos 50 km al norte de Raqa. Algunos hombres en moto llegaban acompañados de rebaños de corderos.

Unos kilómetros antes de Ain Issa, los peshmergas, combatientes kurdos, verifican la identidad de los desplazados y registran sus pertenencias para evitar la infiltración de yihadistas o eventuales atentados con coches bomba.

Las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), una alianza dominada por los kurdos que integra también árabes y turcomanos, avanzan desde el sábado pasado hacia Raqa desde el norte de Siria.

La ofensiva cuenta con el apoyo aéreo y el asesoramiento de fuerzas especiales de la coalición dirigida por EEUU. La provincia de Raqa, en gran parte desértica, cuenta con unos 800.000 habitantes, según el geógrafo francés especialista de Siria Fabrice Balance.

Las FDS tienen dificultades para canalizar y ayudar a los desplazados. "Necesitamos una ayuda internacional ya que nuestra capacidad es limitada y no hay campamentos para recibirlos", dijo Jihan Cheij Ahmad.