18/11/2018
Editoriales

Julio 17 de 1853: Se malogra un levantamiento en Guanajuato en contra de Santa Anna

 

Julio 17 de 1853: Se malogra un levantamiento en Guanajuato en contra de Santa Anna, dirigido por el capitán José María Jordán y el subteniente Clemente Cabeza de Baca, quienes después de aprehender al gobernador y comandante general de la entidad, Francisco Pacheco, fueron abandonados por el tercer batallón ligero, a pocas horas de iniciado el plan. Aprehendieron a Jordán y lo fusilaron sin ningún miramiento.

Un mes antes, el 21 de junio, Santa Anna había cambiado la residencia del poder Ejecutivo a Tacubaya. Allí fue recibido con honores; se levantaron arcos de triunfo, se adornaron las casas y hasta iluminación nocturna hubo. Una vez sofocada la rebelión de Jordán, el 26 de julio llega a Tacubaya doña Dolores Tosta de Santa Anna, esposa del presidente. La recibieron con demostraciones de alegría, y a su paso por San Lázaro, La Ciudadela, Chapultepec y Tacubaya, se detonaron salvas de artillería.

   Así estaban de revueltas las aguas políticas a mediados del siglo XIX, pues mientras la pompa y el festejo lisonjero envolvía a Santa Anna y sus cercanos, entre la tropa había muchos que buscaban la oportunidad de dar un cuartelazo. Pobre México, tan cerca de Dios… y de los mexicanos.