24/09/2018
Editoriales

La presencia de la mujer

Cada día es más importante la presencia de la mujer en todos los ámbitos. Ejemplos de que es creciente la importancia de la mujer en política, arte, educación, cultura y en el ámbito laboral, los tenemos a la vista.

 

El día de mañana --jueves ocho de marzo-- se celebra el Día Internacional de la Mujer. Es una fecha importante y es motivo para reconocer a nuestras mujeres, a nuestras abuelas, a nuestra madre, a la esposa, a las hijas, a las nietas y a nuestras amigas.

 

Hasta hace poco más de un siglo, el papel de la mujer mexicana en la familia y en la sociedad era pasivo y prácticamente de sumisión. Le estaba vedado el trabajo, como no fuera el del hogar o el del campo, ayudando a su marido o a su padre. Diversiones y placeres que ahora son vistos con toda naturalidad, no eran siquiera imaginables.

 

EL PAPEL

DE LA MUJER

 

Con el siglo XX se inició, balbuceante en un principio, vigoroso al paso de los años, un movimiento tendiente a dar a la mujer el papel que le corresponde en la sociedad.

 

Un movimiento feminista contó, hacia el año 1904, con el apoyo de varios periódicos y revistas de importante circulación, y en vísperas de la Revolución ya existían en México cien maestras tituladas, y habían egresado las primeras profesionistas de la Universidad de México. Figuraban entre ellas cinco doctoras, dos dentistas, una abogada y una química.

 

La emancipación femenina tuvo definitiva y espectacular aceleración con el estallido de la Revolución; en 1914 fue promulgada la ley del divorcio; en 1915 se reglamentó el trabajo de las mujeres y se le otorgó igualdad jurídica con el hombre en el hogar; en 1937, una mujer --la primera de la que después sería una lista importante-- fue lanzada como candidata del Partido Nacional Revolucionario para una diputación.

 

Con el arribo del general Manuel Ávila Camacho a la Presidencia de la República, una mujer --Palma Guillén-- fue designada embajadora de nuestro país en Colombia, y otra, Matilde Rodríguez, asumió la jefatura del Departamento de Previsión Social de la Secretaría de Gobernación.

 

Una mujer arribó en 1952, por primera ocasión, a una presidencia municipal, y ese mismo año el presidente Adolfo Ruiz Cortines otorgó a la mujer el derecho a votar y ser votada para los puestos de elección popular.

 

PRESENCIA

FEMENINA

 

Es interesante estudiar la evolución que, en el devenir histórico, ha experimentado la presencia de la mujer en la familia y en la sociedad, en el arte, la cultura y la ciencia, en la economía y la política y en prácticamente todos los campos de la humana actividad. Existen mujeres destacadas que han alcanzado el Premio Nobel.

 

Sus conquistas, sin embargo, no han terminado. De seguro que en años venideros la veremos desempeñarse con toda prestancia y capacidad en puestos de alta responsabilidad empresarial y, ¿por qué no? en más gubernaturas y hasta en la Presidencia de la República.

 

Países como Chile y Argentina, ya han marcado la pauta en este camino al contar con mujeres Presidentas. En los Estados Unidos de Norteamérica, una inteligente mujer como lo es Hillary Clinton, estuvo a punto de llegar a la Presidencia de esa nación, que tanto merecía.

 

FRASES SOBRE

LA MUJER

 

Concluyo este texto con una serie de frases en torno a la mujer:

 

Hay una mujer al principio de todas las grandes cosas - Alphonse de Lamartine

 

Donde no hay mujeres no existen los buenos modales – Goethe.

 

Una mujer buena es un tesoro oculto. Aquel que lo descubra hará bien en no vanagloriarse de ello – La Rochefoucauld.

 

Cuando una mujer bella elogia la belleza de otra, podéis estar seguros de que es más hermosa que la elogiada – La Bruyere.

 

En su primera pasión, la mujer está enamorada del ser amado; en todas las demás, solo está enamorada del amor – Lord Byron.

 

Sin la mujer, al comienzo de nuestra vida nos hallaríamos desvalidos; a la mitad de ella, sin amor, y al final, sin consuelo – Víctor de Jouy.

 

El eterno femenino nos impulsa hacia arriba – Goethe.