24/04/2019
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

Marzo 23 de 1996: muere en Monterrey, Don Alfredo Gracia Vicente, a la edad d 85 años. Nació el 6 de agosto de 1910 en Villa de Castel de Cabra, España, y llegó a Monterrey en 1948, ciudad en la que fue considerado como un gran promotor cultural. 

Sus orígenes familiares son campiranos pues creció siendo un pastor de cabras. Estudió sus primeras letras en Barcelona, donde se recibió de maestro. Desde siempre sintió atracción por la cultura, demostrándolo el hecho de que editó el periódico mural El Burro Ilustrado. 

También le atraía la política, y en tiempos de la guerra civil española participó en favor de la República. Ante la derrota de su corriente política, huyendo del franquismo se exilió en México en 1939 durante la presidencia de Lázaro Cárdenas del Río, llegando, en primera instancia, en Tampico, en donde permaneció casi una década. En ese lapso consiguió la nacionalidad mexicana y se vinculó a grandes pensadores de la época como Pedro Garfias, Luis Buñuel, y al regiomontano universal, Alfonso Reyes. 

Establecido en Monterrey, trabajó como director de la Librería Cosmos, propiedad de don Justo Elorduy.  Ppero ya para 1954 creó la Galería Cosmos, la primera galería comercial en nuestra ciudad, donde se respiraba cultura pues don Alfredo organizaba exposiciones pictóricas, conferencias, simposiums y presentaciones de libros. En 1973, la reinauguró como Arte y Libros, con el mismo concepto, pero más moderna, siendo escenario de presentaciones de intelectuales y recitales poéticos. Apoyado en el prestigio de sus dos librerías, creó en 1973 el Arte Club, esfuerzo de promotoría de la obra de pintores jóvenes. 

Impartía cátedra de lo suyo, la cultura, en el Colegio Israelita, en la UANL, en el ITESM, y en Arte, A. C. Escribió una vasta obra que reunió en ocho libros (Tres poetas, y De Arte y Letras, además de escribir una gran cantidad de prólogos y artículos periodísticos en los que siempre plasmaba su docta opinión sin importarle si podría ser mal interpretada en las esferas del poder). En 1992 el municipio de Monterrey le otorgó la medalla Diego de Montemayor, y el gobierno del estado, la medalla Al Mérito Cívico, en 1986. Fue director de la Escuela de Verano en 1991. El 23 de marzo de 1996, muere en Monterrey este querido personaje de la cultura local.